Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Alzira FS cae en otro partido loco tras adelantarse 3 veces

El Peñíscola arrolla en la segunda mitad al Family Cash (9-3), que pierde un puesto en la clasificación en favor de los castellonenses

El Family Cash pasó del cielo al infierno en menos de una parte y volvió de su visita a Peñíscola con un doloroso 9-3 que le hace perder un puesto y pasar a ser cuarto en beneficio de los castellonenses. La victoria del Full Energía Zaragoza sobre el líder, el Noia, acerca a los maños -primer equipo que no jugaría play-off- a solo cinco puntos de los ribereños.

El partido arrancó con Serra, Gon, Rubi, Sena y Rafa Ara. Braulio no pudo contar con el meta Porky y tras casi una vuelta, volvió a convocar al carcaixentí Maseres, héroe del partido de ida contra los del Baix Maestrat. El jugador del filial, Baeza, también entró en la convocatoria ante las ausencias de José Carlos y Peiró.

Los primeros diez minutos fueron de tanteo aunque los castellonenses iban avisando con disparos de Paniagua, un paradón bajo palos entre Gabri y Serra u otra parada a tiro de Francini. Parreño tuvo una buena ocasión a siete para el descanso y tras una falta sobre Gon, Rubi abrió el marcador. Solo un minuto después, Pani empató de penalti e Ígor remató al larguero. Seguían apretando los peñiscolanos y Serra seguía parando. Rafa Ara envió un doble penalti al larguero y a 20 segundos para retirarse al vestuario Gon volvía a poner por delante al Family.

Al minuto de la reanudación, Paniagua logró el empate que Rafa Ara volvió a deshacer a pase de Gon. El partido seguía siendo una locura y Pani consiguió su tercer tanto después de que Serra no atajara bien y el balón entró llorando. El portero del Alzira siguió siendo protagonista con varias paradas hasta que empezó el rosario de goles locales hasta el 9-3 final.

El máximo goleador alzireño, Rafa Ara, lamentó la derrota por la afición que les acompañó «que nos recibieron con bengalas y no merecían este resultado tan abultado».

El técnico, Braulio Correal, dijo que «la segunda parte no fue digna de nuestro juego. Jugadores pero también cuerpo técnico hemos de analizar por qué no supimos reaccionar».

El apartado físico fue importante «entre un equipo que entrena ocho sesiones a la semana por las tres que podemos nosotros». A los aficionados les pidió que sigan apoyando el sábado a las 19 horas contra O’Parrulo porque «ofreceremos durante los 40 minutos el trabajo que ofrecimos en una parte en Peñíscola».

Compartir el artículo

stats