Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alzira reclama caudalímetros para no luchar a ciegas contra las inundaciones

La red no publicita datos de ningún afluente en tramos de la Ribera

Una crecida del Albaida a su paso por la localidad de Manuel. | V. M. PASTOR

El concejal de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Alzira, Pep Carreres, reclamó ayer a la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) que amplíe la red de estaciones de aforo del Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) que permite conocer en abierto y en tiempo real el caudal de los ríos al considerar que esos datos son «fundamentales» para gestionar episodios de avenidas y que, en el caso de la Ribera, resulta totalmente insuficiente. Carreres realizó estas declaraciones a cuenta de la aprobación del Plan Municipal ante el Riesgo de Inundaciones de Alzira, que el gobierno municipal elevó ayer al pleno. Se trata de una herramienta que establece los protocolos de actuación que se deben seguir en una situación de emergencia por fuertes lluvias para minimizar en lo posible los daños.

«Los alcaldes tienen que tomar decisiones en un momento de crisis, tienen que decidir si suspenden las clases en los colegios y los niños se quedan en casa o no, si tienen que evacuar una pedanía o si tienen que cerrar un puente», relató el edil alcireño, quien considera que la información que actualmente ofrece en abierto la CHJ es escasa ya que, por ejemplo, no existen datos de ninguno de los afluentes del Xúquer a su paso por la Ribera -«los episodios de lluvias intensas pueden producirse en cualquier sitio y no sabes por dónde te viene el agua», indicó-, mientras que en el caso del río principal sólo los aforos ubicados a la salida de la presa de Tous y en Huerto Mulet (Algemesí) ofrecen datos en tiempo real.

«Esta situación es lamentable y se arrastra desde hace mucho tiempo. Si la CHJ tiene la información pero no es la que decide si los niños se quedan en casa o van al cole....», apostilló el edil, en una alusión a estaciones como la del Albaida en Manuel que están activas pero no ofrecen datos en abierto. Por otra parte, Carreres también apuntó la conveniencia de instalar estos mecanismos de control en barrancos como el de la Casella.

Se da la circunstancia de que la plataforma Xúquer Viu ha aprovechado las alegaciones al Plan Hidrológico de la Demarcación para reclamar que se habiliten nuevos puntos de aforo en todos los ríos a su paso por la Ribera o que se amplíe la información que ofrecen aquellos que sólo muestran datos del día anterior como los ubicados en Antella, el azud de la Marquesa (Cullera) o Fortaleny, si bien este último ni siquiera funciona.

Xúquer Viu detalla que de los seis puntos existentes en el Bajo Júcar sólo Tous y Huerto Mulet miden el caudal en tiempo real, los de Antella y la Marquesa miden el caudal medio diario, mientras que el existente en el azud de Sueca nunca se ha incorporado al SAIH. Por otra parte, señala que en el río Albaida solo se pueden consultar los datos de la estación de Montaverner, antes por tanto del embalse de Bellús, pero no los datos de esta presa ni los del aforo de Manuel, «en el último y más delicado tramo del río». Lo mismo sucede en el Magro, ya que no se puede consultar ninguna estación en el curso bajo y la única referencia la ofrece la de Macastre. Los ecologistas reclaman como mínimo habilitar un punto de control entre Antella y Huerto Mulet dado que se trata de un tramo de 40 km con una incertidumbre sobre los caudales «muy alta», que se incorpore la estación de Manuel al SAIH, se cree una en el Magro a su paso por Carlet, l’Alcúdia o Guadassuar y se establezca también un punto de control en el río Verde.

Se trata de una reivindicación antigua ya que anteriormente la red de estaciones que ofrecían datos en abierto era más amplia, si bien la CHJ ha argumentado en anteriores ocasiones que el SAIH es una red de uso interno para el control de avenidas y que el hecho de que no se publiciten los datos no quiere decir que no disponga de ellos. Por otra parte, señalaba que la inserción de solo algunos datos respondía a un principio de cautela y prudencia para evitar alarmas innecesarias debido a que a veces se producen distorsiones que arrojan resultados que no son reales y que solo un experto sabe detectar.

Compartir el artículo

stats