La Conselleria de Justicia, Interior y Administración Pública ha sacado a licitación el proyecto de obras de los nuevos juzgados de Alzira por un importe aproximado de 19,85 millones de euros y un plazo de ejecución de 20 meses. Las empresas interesadas tienen hasta el próximo 30 de mayo de 2022 para presentar sus ofertas de forma que está previsto que los trabajos empiecen el próximo mes de agosto.

La nueva sede judicial de la capital de la Ribera Alta será un edificio de 10.000 metros cuadrados que se levantará en una parcela de 4.800 metros cuadrados cedida por el Ayuntamiento y ubicada al final de la avenida Luis Suñer. La previsión es que las obras duren alrededor de 24 meses.

La nueva sede judicial contará con cinco plantas y un sótano con capacidad para 69 plazas de aparcamiento para el personal y 56 de rotación para la ciudadanía. Podrá albergar a más de 900 personas a diario, unos 200 profesionales y 700 usuarios y usuarias. Tendrá 41 salas para distintos usos y 49 despachos. Todas las dependencias contarán con luz natural -cosa que no ocurre en el actual edificio- y estará dotado con los más modernos sistemas de seguridad y confort térmico, además de que será completamente sostenible.

En la planta baja estará el Registro Civil y la sala de bodas. También se ubicarán ahí las salas de vistas con zonas separadas para detenidos y víctimas, el juzgado de guardia con acceso independiente y los espacios para abogados/as y procuradores/as.

En el resto del edificio se ubicarán los siete juzgados ya existentes y se ha reservado espacio para otros nuevos órganos judiciales. También se dispondrá de espacio para la Fiscalía, la Oficina de Asistencia a las Víctimas, el Instituto de Medicina Legal, la Unidad de Valoración Forense con cámara Gesell y la Unidad de Valoración Integral Forense. Para consultar esta información en el portal pulse aquí