Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Diputación reparte 3,8 millones más entre los ayuntamientos

Alzira recibe 184.000 euros, Algemesí 164.000 y Sueca 161.000 para inversiones y gasto corriente

Los ayuntamientos de La Ribera recibirán otros 3,8 millones de euros de la Diputació de València en el marco del Fondo de Cooperación Municipal, que ya dejó algo más de siete millones en la comarca hace apenas dos meses. La Ribera Alta tiene asignados 2.750.000 euros y La Ribera Baixa 1.061.000 euros en esta segunda entrega, que tendrá continuidad antes de verano con otra aportación similar, lo que elevará a más de 15 millones de euros la asignación de la Diputación a los municipios de La Ribera.

Alzira (184.000), Algemesí (164.000) y Carcaixent (156.000) son las ciudades que reciben una mayor asignación. Carlet, Alginet, L’Alcúdia, Benifaió, Alberic y Montserrat superan también los 100.000 euros. En La Ribera Baixa, Sueca (161.000), Cullera (159.000) y Almussafes (112.000) son los tres municipios con mayor aportación en un listado que cierra El Mareny de Barraquetes con alrededor de 40.000 euros.

La Diputació incrementará este año su aportación hasta alcanzar los 80 millones de euros. La corporación provincial ha ingresado ya 40 millones a los ayuntamientos de la provincia; repartirá 20 millones más en los próximos días y completará su asignación a este programa conjunto con la Generalitat con una última entrega de 20 millones, que llegará a los municipios valencianos antes de verano.

De esta forma, la Diputación cuadruplica los 20,6 millones de euros de 2017, año en que se creó esta herramienta de financiación municipal que permite a los consistorios destinar las ayudas tanto a inversión como a gasto corriente. «Los 80 millones de este año constituyen una aportación histórica que se suma a los 144 millones del Plan de Inversiones y que ponen de manifiesto que la prioridad para esta institución son los pueblos, en especial aquellos con menos de 10.000 habitantes, que son los que más la necesitan», señala el presidente de la Diputació, Toni Gaspar.

Este fondo ha conseguido «reducir al mínimo la burocracia y transferir liquidez a los ayuntamientos de manera muy ágil», resalta Gaspar, que también recuerda que esta apuesta ayuda a los pueblos «a salir de la pandemia y a hacer frente a problemas coyunturales como la inflación».

Compensación

Esta segunda entrega ha querido compensar a los municipios de entre 3.000 y 10.000 habitantes, «esos que habitualmente quedan fuera de los criterios correctores al no ser del todo pequeños, caso de pueblos con menos población y recursos a los que esta institución considera prioritarios, ni llegar a disponer de los ingresos que tienen localidades con mayor número de habitantes», añade.

Compartir el artículo

stats