Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Alzira FS tumba al campeón de la Copa del Rey y se permite soñar

Rubi, Gonzalo Castejón y Peloncha anotan los tantos del encuentro

Peloncha celebra el gol de la victoria ante un Palau d’Esports entregado. | PAULA CLIMENT

No hubo tres sin cuatro y el Family Cash Alzira FS logró que uno de los dos favoritos al ascenso a Primera División y reciente campeón de la Copa del Rey, el UMA BeSoccer Antequera, siga sin ganarle. El cuarto partido que les ha enfrentado en los tres últimos años acabó con victoria ribereña por 3-2, ventaja que llevarán a Málaga para la vuelta de las semifinales del play-off de ascenso a 1.ª División. Para meterse en la final, el próximo sábado a partir de las 18 h., los discípulos de Braulio Correal deberán como mínimo empatar el encuentro en el Fernando Argüelles. La derrota por un gol llevará el partido a la prórroga de dos partes de tres minutos en la que los ribereños deberían devolver la igualada. En caso de no conseguirlo, la eliminatoria se quedará en Antequera por tener mejor clasificación en liga.

El partido tuvo la mejor previa posible. En los alrededores del Palau d’Esports se organizó otra fiesta del futsal tras la cual, los aficionados recibieron al autobús del equipo con bengalas y cánticos. Alrededor de 2.200 personas poblaron las gradas del Palau, lo que se convirtió en la mejor entrada de los últimos 30 años. Los jugadores ribereños hicieron el pasillo de honor a los campeones de Copa entre los aplausos del público.

El imponente parqué negro de la Federación Española acogió un partido maravilloso. Los visitantes cumplieron con el papel de favoritos y dominaron el primer tramo del encuentro. Miguel se encontró con el exportero del Antequera, Porky por dos veces. Además, ejercían una presión alta que impedía a los alzireños progresar en su juego. Dos disparos lejanos de Gon y Peloncha eran el mayor bagaje. Pablo Ramírez forzó una estirada de Porky como también Peloncha la de Conejo. Con un rápido ataque, Miguel sí acertó a batir por abajo al meta local. Tras el gol, el dominio andaluz decreció y en los últimos 90 segundos, los ribereños ejecutaron una preciosa jugada de estrategia que Peiró no remató con suficiente fuerza. A segundos para el descanso, Rafa Ara se encontró con Conejo.

Otro recital de paradas

El segundo acto empezó con un Alzira muy enchufado, liberado por no tener nada que perder. Peiró se quedó a centímetros de enganchar en línea de gol un pase de Gon. Nacho Serra volvió a erigirse en el salvador de los ribereños con paradas magistrales a Alvarito y David Velasco. A los ocho minutos, Rubi logró abrir la lata con un disparo raso cruzado. Sin embargo, el segundo máximo goleador de la liga, Cobarro, logró su 36.º gol, el 40.º sumando los cuatro tantos coperos, al aprovechar un rechace en corto de Serra a disparo previo de Pablo Ramírez. Cobarro pudo encarrilar la eliminatoria pero el balón se estrelló en el palo. A cuatro para el final, en una contra, Rafa Ara cedió el cuero a Gon, que cruzó de un derechazo raso. El Family se creció. Sena provocó una estirada de Conejo y el equipo seguía presionando. En una jugada de córner, Peloncha, sin apenas ángulo envió un chutazo a la escuadra con el que remontaban el partido y desataba la locura en el Palau. Los últimos dos minutos fueron de enorme trabajo defensivo que transcurrieron rápido por los mínimos disparos rivales.

El Alzira FS con la colaboración del Ayuntamiento pone a disposición de los aficionados cien plazas de autobús que se pueden reservar en la oficina o a través de la web y redes sociales del club. La expedición saldrá a las 9 de la mañana y retornará tras el partido.

Compartir el artículo

stats