Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Condenan a Alzira a pagar 16.500 euros por una caída

La mujer se precipitó tras pisar unos ladrillos sueltos en Hort dels Frares

Ladrillos que causaron la caída. | LEVANTE-EMV

El juzgado de lo contencioso administrativo número 8 de València ha condenado al Ayuntamiento de Alzira a indemnizar con cerca de 16.500 euros, más los intereses legales que se deriven, a una mujer que tropezó, cayó y sufrió una lesión en el pie por unos ladrillos del pavimento que no estaban bien fijados en la calle Hort dels Frares. La afectada presentó en un primer momento una reclamación por responsabilidad patrimonial de la administración -un procedimiento establecido para reclamar un daño generado por el funcionamiento normal o anormal de un servicio público-, que fue desestimada por el gobierno municipal, por lo que trasladó su demanda a la vía contenciosa con una reclamación que superaba los 30.000 euros.

La caída se produjo en el mes de septiembre del año 2018, pocos días antes de la apertura formal de la calle Hort dels Frares tras las obras de urbanización para el nuevo uso peatonal del tramo comprendido entre la calle Reyes Católicos y la plaza Mayor. Una mujer que entonces contaba con 61 años se dirigía hacia la confluencia con Reyes Católicos cuando piso unos ladrillos que no estaban fijados en torno a una arqueta del agua potable situada a un nivel inferior al pavimento y se precipitó al suelo.

Otros peatones acudieron en su ayuda y se dirigieron al centro de salud próximo a por una silla de ruedas para trasladarla al comprobar los problemas de movilidad en un pie. Una primera radiografía reveló una fractura en un dedo. La zona en la que se produjo la caída no estaba señalizada a pesar de los desperfectos en la vía pública. Se da la circunstancia de que, por las características de la calle, con numerosas viviendas y negocios, permaneció abierta durante las obras de reurbanización que transformaron el pavimento y sustituyeron al antigua red de alcantarillado y agua potable.

El juzgado de lo contencioso ha estimado parcialmente el recurso interpuesto por la afectada en una sentencia fechada el pasado mes de abril que condena a pagar al Ayuntamiento de Alzira cerca de 16.500 euros, más los intereses legales correspondientes, sin imposición de costas. El tribunal considera acreditada la caída y los desperfectos existentes en la vía pública sin señalizar que, argumenta, tenían una entidad suficiente para provocar este percance. El mal estado de esta zona sí fue señalizado un día después del accidente. No se ha podido determinar si las obras de peatonalización se habían dado por acabadas. El ayuntamiento abrió formalmente la calle, ya sin ninguna restricción, una semana después, aproximadamente.

La sentencia, no obstante, reduce en un 30 % la reclamación solicitada ya que los magistrados no comparten la afirmación relativa a que el desnivel de la arqueta no era visible al haberse produccido los hechos a las 18 horas de un día de septiembre, en una zona que llevaba tiempo en obras, por lo que consideran que la demandante debió extremar la diligencia al caminar por este tramo. El ayuntamiento ya ha dado parte a la compañía aseguradora para que abone el importe de la indemnización ya que este accidente tiene cobertura en la póliza de responsabilidad civil.

Compartir el artículo

stats