Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El 75 % de los pueblos solo registra compraventas de vivienda usada

Únicamente ocho localidades contabilizan transacciones con inmuebles de nueva construcción, el 60 % en Alzira

Viviendas en venta. VICENT M PASTOR

La vivienda de segunda mano monopoliza prácticamente el mercado inmobiliario en la Ribera hasta el punto que todas las transacciones formalizadas en el primer trimestre del año en 35 de los 47 municipios que conforman la comarca (74 %) corresponden a vivienda usada, mientras que sólo ocho (17 %) computan operaciones con inmuebles de nueva construcción. En los otros cuatro pueblos (8,5 %) no se registró ninguna compra-venta, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Fomento.

El 75 % de los pueblos solo registra compraventas de vivienda usada

La estadística provisional contabiliza en la comarca un total de 1.196 transacciones entre enero y marzo, una cifra casi un 12 % inferior a la del trimestre anterior, si bien se trata de una oscilación que se repite de forma cíclica ya que el tramo final del año suele coincidir con la mayor efervescencia en el sector inmobiliario y habitualmente ofrece el volumen más elevado de compraventas, mientras que la actividad se relanza con el inicio del nuevo ejercicio y el primer trimestre presenta habitualmente datos más modestos. El número de operaciones, no obstante, es también ligeramente inferior al registrado en el primer trimestre de 2021, pero se mantiene por encima de las mil transacciones, una barrera que fue difícil de saltar en el lento proceso de recuperación tras el pinchazo de la burbuja inmobiliaria y que se ha superado de forma constante desde el tercer trimestre de 2020.

Un 96,23 % de las operaciones que computa el ministerio en la Ribera, 1.151 en términos absolutos, se circunscriben al ámbito de la vivienda usada, mientras que únicamente se contabilizan 45 transacciones que tienen por objeto pisos o casas de obra nueva, de las que 27, un 60 % del total, corresponden a Alzira. También registran transacciones de viviendas de nueva construcción Cullera (7), Sueca y Montserrat (3), Llaurí (2) y Alberic, Benifaió y Turís (1). En el resto de localidades, salvo Cotes, Sellent, Alcàntera y Fortaleny, donde no se registra ninguna compra-venta, todas las transacciones corresponden a vivienda usada. A este segmento de mercado corresponden las 92 operaciones formalizadas en Algemesí o las 57 de Carcaixent, algunas de las ciudades con mayor actividad inmobiliaria dado su tamaño.

Cullera, no obstante, continúa al frente del ránquing de municipios con mayor número de operaciones con 199, una cifra muy similar a la del primer trimestre del año pasado (198) aunque queda bastante por debajo del trimestre anterior, en que se registraron 255. El gran parque de segundas residencias en la costa propicia esta actividad y que casi el 96,5 % de todas esas operaciones correspondan al mercado de segunda mano (192). Alzira le sigue como la segunda ciudad con mayor número de transacciones con 192, una cifra que mejora las del primer trimestre de 2021. Las 27 adquisiciones de viviendas de nueva construcción reducen de forma extraordinaria al 86 % las operaciones con vivienda usada. En Sueca, por su parte, este dato se eleva al 97,58 %. Por otra parte, las 124 compraventas que se contabilizan en la capital de la Ribera Baixa en el primer trimestre representan la cifra más baja en el último año y medio.

También representa una constante el ínfimo volumen de operaciones que tienen por objeto una vivienda protegida. Casi el 97 % de todas las transacciones realizadas en la comarca, 1.160 en cifras absolutas, corresponden a viviendas de renta libre y apenas un 3 % (36) a vivienda protegida.

Compartir el artículo

stats