Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alzireña Sandra Ferrús triunfa como actriz y se consagra como dramaturga

La autora de «La Panadera» deslumbró en los Premios Max 2022 Su carrera cuenta con apariciones en televisión, cine y teatro

Sandra Ferrús sosteniendo su galardón en la gala de los Premios Max 2022 | LEVANTE-EMV

La alcireña Sandra Ferrús volvió a ocupar portadas gracias al galardón que recibió en la gala de los XXV Premios Max de las Artes Escénicas. Su última obra «La Panadera» le valió para llevarse el Premio a la mejor autoría revelación. Esta era la segunda ocasión en la que Ferrús se convertía en dramaturga y actriz a la vez. Desde su niñez, Ferrús ha estado interesada por las artes escénicas y el mundo del espectáculo, algo que le ha llevado a conseguir ser una cara reconocida de la pequeña gran pantalla.

En su más tierna infancia, Ferrús le decía a su madre  que la llevara a Canal 9 y que quería ser  Marisol (aunque cantar no era su fuerte). Sus inicios fueron en su ciudad natal, Alzira. Allí pertenecía a la Comisión Santos Patronos, por la cual se presentó al concurso de teatro fallero de la ciudad y ganó el premio a la mejor actriz.  En esta etapa, estudiaba BUP y trabajaba en el Zara al mismo tiempo. Un día decidió que pediría el traslado a una delegación de Madrid y comenzaría sus  estudios en la escuela del Teatro de la Danza.

Aprendizaje en Madrid

Madrid es una ciudad con más oportunidades en lo que respecta al mundo del espectáculo y al poco tiempo de estar estudiando en la escuela, consiguió  un papel pequeñito en la premiada obra teatral, «Las bicicletas son para el verano». Durante esta etapa pudo compartir escenario con grandes actores como Enriqueta Caballeira y Gerardo Malla, de los cuales admite que aprendió mucho. Este fue el pistoletazo de salida de su carrera actoral, tanto en teatro como en cine y televisión.

Durante la primera década de los 2000, Ferrús actuó en series televisivas de gran audiencia como Hospital Central, Ana y los Siete y Mi querido Klikowsky. Esta última pertenecía a la televisión pública vasca Euskal Telebista (ETB), por lo que Ferrús tuvo que trasladarse a País Vasco, donde asentó su segunda residencia. Más adelante, siguió con el mundo de la televisión haciendo papeles en Seis hermanas, Gym Tony, La que se avecina y las chicas del cable, aunque su mayor éxito vino de la mano de «Frágiles», que coprotagonizó junto a Santi Millán.

Por otra parte, también ha dedicado tiempo al cine, concretamente a los largometrajes Flores muertas (2004), Oculto (2005), El amor no es lo que era (2013) y Alegría, tristeza. Actriz (2018). También destacan sus colaboraciones en los cortometrajes Test (2007), Choca paquete (2010), Retro (2012) y Vivir en paz (2020).

Tampoco se ha alejado nunca del teatro, puesto que es una de sus grandes pasiones. Desde 2003, prácticamente una vez al año actuaba en una nueva obra, pero en 2019 dio un salto cualitativo cuando se atrevió a escribir sus propias obras y actuar en ellas. Con «El Silencio de Elvis» debutó como dramaturga, obteniendo muy buenas críticas a la hora de tratar con dignidad un tema como la esquizofrenia. Un año después se atrevió con «La Panadera», obra que le ha hecho ganar el premio Max.  La historia se centra en Concha, una mujer de cuarenta años. Su vida es bastante común, está casada y  tiene dos hijos. Un día su vida cambia por completo, porque al despertarse le llega la noticia de que un vídeo íntimo suyo manteniendo relaciones sexuales con una pareja que tuvo hace 15 años, está recorriendo diferentes redes sociales, extendiéndose sin control. La razón por la que el vídeo sale ahora a la luz en este justo momento, es porque ese hombre se ha hecho famoso en Italia gracias a un reality televisivo.

Reconocimientos

Además del Max, Ferrús cuenta con el primer premio del XXII Certamen Nacional de Directoras de Escena de Torrejón de Ardoz y el Premio especial del jurado José María Rodero en el mismo certamen celebrado en 2019. La Biznaga de Plata (Exekuo) del Festival de Málaga la obtuvo en 2009, siendo el primer galardón que ganaba.

En las dos décadas que Ferrús lleva en el mundo del espectáculo, ha tenido un gran recorrido profesional  y no ha dejado de subirse a los escenarios ni un solo año. Junto a todo este trabajo, Ferrús también ha realizado diversas visitas a su ciudad natal, tanto para representar sus obras, como para ver a sus seres queridos. Este 2022, aprovechando el estreno de su obra en el Gran Teatro, participó en los talleres actorales de la escuela de teatro «La Tarumba», donde dio consejos a futuros actores sobre la carrera actoral y sus beneficios y limitaciones.

Compartir el artículo

stats