Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Coalmar concentrará el caqui en un almacén al caer la producción

La cooperativa del Marquesat detecta mermas de hasta el 80 % en algunas parcelas y revisa la planificación de trabajar en las dos naves a la espera del aforo final y de la entrada de fruta externa

Coalmar concentrará el caqui en un almacén al caer la producción

La importante merma que se augura en la producción de caqui como consecuencia de las condiciones climatológicas extremas de los meses de marzo y abril ha llevado a la junta rectora de Coalmar Fruits, la entidad resultante de la fusión de las cooperativas de Alfarp y Llombai, a plantearse afrontar la campaña con un único almacén cuando la previsión hasta hace escamente unas semanas era utilizar los dos.

El caqui representa un 75 % de la producción de la cooperativa con una previsión inicial de 15 millones de kilos, si bien a falta de una estimación global, los técnicos de la cooperativa han empezado a constatar que hay parcelas con mermas que, en algún caso, pueden alcanzar el 80 %. «Todavía es pronto para concretarla, pero detectamos campos con mermas del 50, el 60 y hasta el 80 % y no hemos encontrado un patrón que se repita, si se trata de zonas más frías o cálidas, el pie de los caquis... hay campos que tienen una producción normal pero al lado hay otros que están pelados», señalan fuentes de Coalmar, mientras recuerdan que las condiciones meteorológicas de la primavera, con abundantes precipitaciones y pocas horas de sol, han provocado un efecto biológico sobre la planta que o bien no ha producido frutos o los ha expulsado en gran medidas. Las mismas fuentes señalaron que esta situación no es exclusiva del caqui ya que también se ha detectado en los cítricos y otros cultivos.

La cooperativa, que formalizó el miércoles la escritura de fusión ante notario tras el acuerdo alcanzado hace tres meses por las dos asambleas -solo faltará la inscripción en el registro de cooperativas- trabaja en estos momentos en cohesionar los equipos de trabajo y unir las bases de datos con la perspectiva de trabajar la campaña de caqui de forma conjunta. Alcamar ha utilizado en la campaña de la fruta de hueso tanto el almacén de Alfarp como el de Llombai, separando el melocotón de la nectarina y albaricoque para evitar los cambios que requiere la manipulación de cada tipo de fruta, y había previsto mantener la actividad en los dos almacenes en la campaña de caqui al considerar que resultaría muy complicado trabajar una producción de 15 millones de kilos en un solo.

No obstante, y aunque la decisión no se ha tomado aún, fuentes de la dirección señalaron que se estudia la posibilidad de afrontar la campaña en un único almacén si la merma de fruta se confirma «y no hay aportaciones exteriores».

La Unió de Llauradors hizo pública la semana pasada una estimación por la augura un descenso del 35 % en la producción de caqui de la próxima campaña respecto de la cosecha media de los últimos años y atribuía la merma a las adversidades meteorológicas de los últimos meses y, entre ellas, la helada de principios de abril, y al abandono de cultivos por la falta de rentabilidad.

La fusión de las cooperativas de Alfarp y Llombai tras un largo proceso que se consiguió materializar en marzo ha tenido un efecto llamada ya que, como adelantó Levante-EMV, en estos primeros meses de funcionamiento se han registrado una treintena de solicitudes de alta con una aportación a la entidad de 400 hanegadas de cultivo. La dirección de Coalmar destaca que se trabaja para organizar una operativa conjunta «lo más pronto posible». Las oficinas de la nueva entidad quedarán emplazadas en Llombai.

Compartir el artículo

stats