Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ford se prepara para el gran simulacro de emergencias

Casi 200 industrias y el ayuntamiento se reúnen para poner a prueba el plan de respuesta a alertas graves

Imagen de la reunión celebrada en la factoría Ford. | LEVANTE-EMV

La factoría Ford ha acogido la última reunión preparatoria del gran simulacro que pretende poner a prueba el Plan de Emergencias elaborado por la asociación empresarial APPI, con el apoyo del Ayuntamiento de Almussafes, para testar la respuesta de las áreas industriales del municipio ante una amenaza grave.

A esta última reunión estaban convocadas las 16 entidades que participarán en el simulacro global, el más grande realizado hasta la fecha y que afectará a unas 200 empresas repartidas en los polígonos Juan Carlos I y Norte, además de la empresa Ford.

El encuentro ha servido para seguir avanzando en la organización y aclarar algunas dudas «para conseguir que esta gran simulación nos permita mejorar la seguridad de nuestras áreas industriales», destaca el alcalde, Toni González.

El coordinador de Prevención, José Enrique Aparisi, añade que la reunión perseguía «tener claros los objetivos comunes y el calendario que se va a seguir». El simulacro permitirá probar en una situación ‘real’ todo lo que se plasmó de forma teórica en el Plan de Emergencias impulsado por APPI.

Por su parte, la gerente de APPI y de las EGMs Juan Carlos I y Polígono Norte, Romina Moya, ha resaltado la importancia «histórica» de este simulacro ya que, por primera vez, se va a realizar una simulación de estas dimensiones y se va a poner a prueba el primer Plan de Emergencias de la Comunitat elaborado según el modelo propuesto por la administración autonómica.

«La seguridad es un pilar fundamental para la gestión de las áreas industriales y nuestro objetivo siempre ha sido contar con todos los recursos y la formación necesaria para responder de la mejor manera ante una posible emergencia en nuestro entorno industrial, minimizando daños tanto humanos como materiales», ha concluido Romina Moya.

Compartir el artículo

stats