Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Federació Veïnal pide al Consell más implicación contra las riadas

Las asociaciones de vecinos de Alzira reclaman a los políticos municipales que presionen a los parlamentarios para que se reforme del Pont de Xàtiva y pueda ampliarse en Barranc de la Casella

Imagen que ofrecía el Barranc de la Casella desde el Pont de Xàtiva en la última crecida. | PERALES IBORRA

La Federació d’Associacions de Veïns d’Alzira está decidida a forzar que la lucha contra las inundaciones que sufre de manera periódica Alzira entre en las agendas de los partidos políticos para que la ampliación del Barranc de la Casella, imprescindible para evitar que se aneguen repetidamente los barrios más vulnerables, figure de una vez por todas en los presupuestos generales del Estado para poner en marcha cuanto antes las obras. Pero los representantes vecinales pretenden ahora extender la presión que se ejerce ante el gobierno central a los diputados de las Cortes Valencianas para implicar al Consell, ya que en su mano está planificar y ejecutar la reforma del Pont de Xàtiva, situado en la carretera CV-41, para dar amplitud al cauce del barranco, convertido hoy en un peligroso cuello de botella que agrava los efectos de los desbordamientos.

Para reducir el impacto de las inundaciones resulta imprescindible cambiar el formato del Pont de Xátiva. Hay que diseñar uno nuevo que permita el paso de 480 metros cúbicos por segundo. Los vecinos destacan que, aunque la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ, organismo que depende del Ministerio para la Transición Ecológica, ampliara el cauce del Barranc de la Casella hasta su confluencia con el Xúquer, seguiría produciéndose un estrangulamiento del cauce a la altura del puente que provocaría inundaciones en las zonas más bajas de los barrios de Les Basses o l’Alquenència.

La CHJ no tiene las competencias para actuar sobre carreteras. Es la Generalitat Valenciana la que tendrá que diseñar y ejecutar el nuevo puente de Xàtiva. Por ese motivo, la Federació de Veïns considera necesario preguntarle al Consell por la solución que podría aportar para poner fin a las inundaciones registradas en el casco urbano de Alzira.

El objetivo de las preguntas es presionar a los partidos con representación municipal para que, a su vez, reclamen a sus diputados autonómicos que presenten iniciativas parlamentarias que permitan desatascar las obras de ampliación del barranco.

En busca de 6,7 millones para financiar un nuevo puente

La Federació d’Associacions de Veïns d’Alzira pretende que los diputados de cada uno de los partidos representados en el Ayuntamiento de Alzira (PSPV-PSOE, PP, Compromís, Ciudadanos y Vox) presenten preguntas parlamentarias al gobierno de la Generalitat en las Cortes Valencianas para saber qué piensa proponer la Conselleria de Territorio, competente en la gestión de la red autonómica de Carreteras, para adecuar el Pont de Xàtiva a las necesidades de ampliación del Barranc de la Casella y, particularmente, si tiene previsto incluir los 6.776.000 euros que requería la intervención en los Presupuestos de la Generalitat Valenciana de 2023 para eliminar el principal obstáculo que impide evacuar el aguas de lluvia de las cuencas del Estret, Vilella, Casella, Respirall, Fosc, Gracia María y el Camí de l’Arena en el Xúquer para evitar las inundaciones en el caso urbano.

Compartir el artículo

stats