Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Ribera zanja 15 años de disputas para evitar el alto coste de trasladar la basura

Construirá un pequeño vertedero provisional para ahorrar 4 millones del transporte hasta elegir la localización definitiva del nuevo sumidero

Figuración sobre imágenes reales de la nueva planta de valorización de Guadassuar | LEVANTE-EMV

El Consorci Ribera y Valldigna acordó ayer con una amplia mayoría de votos iniciar los trámites para construir un nuevo microvertedero junto a la Planta de Valorización de Residuos de Guadassuar que evitará el costoso traslado, tanto económico como ambiental, de los residuos que ya no pueden reciclarse a otras instalaciones situadas a muchos kilómetros de la comarca. La búsqueda de un emplazamiento para ubicar el nuevo vertedero comarcal se prolonga ya durante quince años. La de ayer, fue por tanto, una decisión histórica. Solo votaron en contra los representantes de dos poblaciones gobernadas por el PP, Massalavés y Benimodo. Los ayuntamientos de l’Alcúdia y Llombai optaron por abstenerse.

El consorcio ya cuenta con una planta de selección y otra de compostaje, ambas ubicadas en Guadassuar, y necesita un vertedero para gestionar el rechazo que se genera, que ahorraría además los gastos actuales de transporte a otros municipios, cifrados en cuatro millones anuales, pese a que ese volumen de rechazo se ha reducido del 80 al 40 % en los últimos años.

Con los acuerdos adoptados en la asamblea de ayer, se dará inicio al proceso de tramitación para construir en un futuro estas nuevas instalaciones, que reducirán el gasto económico y el impacto ambiental que provoca el traslado de los residuos fuera de la Ribera y la Valldigna. El Consorci ha validado los planes para seguir estudiando la posible construcción de un nuevo vertedero en el término municipal de Guadassuar y continuar con los estudios para encontrar el emplazamiento idóneo por este futuro basurero.

El estudio técnico ha sido determinante para dar luz verde al proceso que llevará a escoger la ubicación definitiva del nuevo vertedero comarcal. Los informes han sido elaborados por el prestigioso Centro Nacional Instituto Geológico y Minero de España-CSIC, que ha realizado pruebas en laboratorio y sobre el terreno para encontrar una ubicación respetuosa con el entorno natural. Bruno J. Ballesteros, director territorial del Instituto Geológico y Minero, detalló que se ha analizado la estructura geológica general y los flujos de agua subterránea de la zona para establecer la ubicación más favorable".

El director general de Calidad y Educación Ambiental de la Generalitat Valenciana, Joan Piquer Huerga, que estuvo presente en la asamblea de ayer, felicitó al Consorci por el acuerdo aprobado "que permitirá continuar los estudios para encontrar el lugar idóneo del futuro vertedero y así cerrar el círculo de los residuos mejorando la Planta de Valorización de Guadassuar, que ya es una de las más modernas de España y Europa".

Por su parte, el presidente del Consorci Ribera i Valldigna, Salvador Montañana, agradeció la confianza mostrada en el equipo directivo para seguir adelante con los planes del futuro vertedero, "Con los estudios científicos realizados y la aprobación de la gran mayoría de la asamblea damos el primer paso en la construcción de un vertedero que se debate desde hace más de 12 años", remarcó.

Compartir el artículo

stats