Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece un bañista de 83 años en la playa de San Antonio de Cullera

Permanecía inmóvil pese a ser un nadador habitual y se le practicó la reanimación cardiopulmonar sin éxito

Un bañista de 83 años falleció ayer en la playa de San Antonio de Cullera, según informó el Centro de Información y Coordinación de Urgencias. Los hechos ocurrieron alrededor de las 13:30 h, cuando los servicios de salvamento y socorrismo recibieron un aviso por parte de los bañistas de la zona, en el que avisaban de la presencia de un cuerpo inmóvil e inconsciente flotando dentro del agua. Inmediatamente, al lugar de los hechos se trasladó una unidad del SAMU para intentar reanimar a la víctima. Tras varios minutos de masaje cardiopulmonar y otras técnicas de estabilización por parte de los especialistas, los servicios de emergencia no pudieron hacer nada para salvar la vida.

Posible muerte natural

Se trataba de un varón de 83 años, natural de València, que pasa largas temporadas en la localidad de Cullera. Allí realizaba de forma diaria sus baños, considerándose un excelente nadador. Los presentes reconocieron que mantenía una buena relación con los socorristas de la playa a la que acudía habitualmente. Fuentes cercanas explicaron que el fallecido llevaba varios días encontrándose mal. Según las primeras informaciones recogidas por este periódico parece ser que el motivo podría ser más bien una causa natural que el hecho del ahogamiento, ya que el varón sabía nadar y la playa presentaba buenas condiciones para el baño. No obstante, la autopsia revelará las causas del ahogamiento del bañista.

Compartir el artículo

stats