Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La retirada del candidato oficial desatasca el conflicto del PSPV

«La decisión pacifica el colectivo, no va a haber un cisma»

Isabel Aguilar y Fernando Pascual, secretaria general y presidente, en una foto de archivo. | LEVANTE-EMV

La refriega interna en la que se encuentra sumida la agrupación socialista de Alzira desde que se convocara el proceso de primarias para renovar la ejecutiva local, previsto inicialmente para principios de abril y al que concurrieron dos listas, entra en vías de pacificación, al menos aparentemente. La secretaria general del partido, Isabel Aguilar, anunció anoche la retirada de la candidatura de Adrián Sarria, de la que ella misma formaba parte como vicesecretaria, un gesto que en principio allana el camino para que el sector crítico encabezado por la concejal Gemma Alós asuma el mando del colectivo.

«Vamos hacia unas elecciones municipales y esta situación solo va en detrimento del partido, que está por encima de proyectos y candidaturas», comentó Aguilar, que aseguró que en su condición de secretaria general no podía consentir por más tiempo este desgaste. La dirigente explicó que convocó días atrás al secretario de organización, Salva Roses, y al presidente del partido, Fernando Pascual, para plantear esta solución que, según dijo, llevaba tiempo pesando, y que después trasladó al que había sido definido como candidato oficial. «La suerte que hemos tenido es que Adrián Sarria está de acuedo en acabar con esto de esta forma porque estaba en su derecho de continuar, ha mirado por el bien del partido», indicó. Desde el punto de vista personal, aseguró que se trataba de una decisión difícil ya que también entran en juego los sentimientos tras muchos años en primera línea de la actividad orgánica, dijo, y advirtió de que también ella se «sacrifica» con esta decisión por el bien del partido.

Dos candidatos se presentaron al proceso de renovación de la ejecutiva local, previsto inicialmente para principios de abril, si bien una denuncia por un defecto de forma en la convocatoria de la asamblea provocó que esta se aplazara. Los intentos de la dirección del partido para mediar en busca de un acuerdo que evitara una fractura en el colectivo no lograron el objetivo, aunque sí consiguieron rebajar la tensión que por momentos se llegó a vivir por el enfrentamiento entre el sector oficial y el crítico.

Tanto la dirección comarcal como la provincial se implicaron en busca de una solución al conflicto de Alzira, que se enfrió mientras se esperaba una tercera mediación desde la dirección nacional del PSPV. El verano parecía haber pospuesto cualquier solución, si bien Aguilar anunció ayer por sorpresa la retirada de la candidatura oficial y llegó a señalar que la retirada de uno de los bandos «pacifica la agrupación».

Isabel Aguilar señaló que nunca había vivido una situación como la derivada de este enfrentamiento, con denuncias incluidas como la presentada contra la convocatoria de la asamblea, y señaló que para reconducir la situación «una de las partes tenía que ceder» a pesar, dijo, de que «las complicaciones han venido siempre de la otra parte».

La secretaria general aseguró que el partido ha presionado en busca de una lista de consenso que evitara la fractura pero no para que Sarria retirara su candidatura.

Aguilar comunicó ayer tanto al secretario comarcal, Carles Arques, como a la candidata del sector crítico, Gemma Alós, la decisión. Seguirá como secretaria general al frente de la ejecutiva hasta que se pueda celebrar la asamblea. Se da la circunstancia de que el comité federal del PSOE aprobó la semana pasada el calendario de primarias para elegir a los cabezas de lista que, en el caso de ciudades como Alzira, contempla la presentación de aspirantes en septiembre y la elección en octubre.

Isabel Aguilar aseguró que, por su parte, no tiene intención de reabrir la actual disputa en ese proceso aunque señaló que cualquier militante tiene el derecho a presentarse «y eso no lo podemos controlar». «Con esta decisión intentamos que Alzira deje de estar en boca de todos los órganos de dirección», indicó.

Compartir el artículo

stats