Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alós se perfila como líder del PSPV de Alzira y candidata a la alcaldía en mayo de 2023

El partido aboga por unir en septiembre la elección de la secretaria general y del cartel electoral y que la misma persona asuma los dos cargos

Alós, en la presentación de su candidatura a las primarias. | RUBÉN SEBASTIÁN

El PSPV tiene previsto celebrar en septiembre en un único proceso tanto la elección de la nueva ejecutiva de la agrupación de Alzira como la elección del cabeza de lista para las municipales de 2023 y aboga porque una misma persona lidere el partido en esta nueva etapa por lo que, tras la renuncia de Adrián Sarria a optar a la secretaría general, la representante del sector crítico, Gemma Alós, se perfila como cartel electoral en los próximos comicios.

El secretario comarcal del PSPV, Carles Arques, comentó ayer que dado que el proceso de renovación de la ejecutiva se encuentra ya en un período extra tras el enfrentamiento vivido en el colectivo que aplazó la asamblea y que el calendario aprobado por el Comité Federal del PSOE para proclamar a los candidatos de municipios de más de 20.000 habitantes se activa en septiembre, «está claro que los dos procesos se van a solapar en uno» y señaló que «la idea» es que la misma persona que asuma la secretaría general encabece también la lista municipal por lo que Gemma Alós se perfila como la próxima alcaldable por el PSPV en Alzira.

La renuncia del candidato oficial a concurrir al proceso de primarias, que ayer adelantó en exclusiva Levante-EMV, abre una nueva etapa en el PSOE alzireño tras cuatro meses de conflicto y sin perspectivas de acuerdo, aunque la tensión inicial se había conseguido rebajar. Arques expresó ayer su satisfacción al considerar que el objetivo de la unidad «se ha cumplido», si bien también señaló que el partido va a continuar trabajando para que se produzca una integración del equipo que acomañaba a Adrián Sarria en la futura ejecutiva de Gemma Alós. «No sobra nadie», señaló.

«Desde la dirección comarcal, en colaboración con la provincial, desde el minuto uno hemos priorizado la unidad y hemos conseguido bajar los decibelios y vamos a confeccionar una ejecutiva de todos y todas y una lista municipal de todos y todas», señaló el secretario general del PSPV de la Ribera Alta, que dijo no estar sorprendido por la renuncia de Sarria ya que, según indicó, «sabíamos que el acuerdo se estaba fraguando». «Estamos contentos porque el objetivo de unidad se ha cumplido y no somos la excepción ni de toda España ni de la Comunitat Valenciana y se tiene que buscar una lista municipal unitaria, que es la línea que ha marcado el secretario provincial», incidió Arques.

La secretaria general de la agrupación de Alzira, Isabel Aguilar, que formaba parte de la candidatura de Sarria, anunció el lunes por la noche la retirada de esta lista en el proceso de primarias abierto la pasada primavera, según argumentó, para evitar el desgaste que a las puertas de una campaña electoral este enfrentamiento puede provocar al partido. Una denuncia por defecto de forma en la convocatoria, al no citar a una parte de los afiliados, provocó que en abril se pospusiera la asamblea a la que concurrían tanto Sarria como Alós, que se ha aplazado en busca de un consenso, que no se ha conseguido.

Gemma Alós, tras conocer la retirada de la candidatura de Adrián Sarria a la secretaría general, reiteraba el ofrecimiento de integración para evitar que la agrupación se mantenga dividida.

Aguilar afea a la dirección su pasividad en el conflicto

Isabel Aguilar emitió la misma noche del lunes junto al presidente del partido, Fernando Pascual, el secretario de organización, Salva Roses, y el propio Adrián Sarria un comunicado para dar cuenta de la retirada de la candidatura, en el que lanzas algunas puyas a la dirección del PSPV. «Hemos luchado y trabajado en todo momento, pero dado el escaso margen de maniobra de cara a las municipales; la pasividad mostrada por nuestros dirigentes y como deseamos lo mejor para el socialismo, pensamos que lo más factible era poner fin a esta situación dada la nula comunicación y consenso entre las dos partes de la agrupación». La actual dirección local señala que no tiene intención de poner palos en las ruedas y que, por tanto, «la mejor alternativa es ponernos de perfil y sumarnos a la decisión que crea conveniente la dirección provincial y nacional que nos ha mantenido al margen sin preocuparse por la situación originada en el socialismo alzireño». «Queremos contribuir en el futuro para intentar conseguir un resultado óptimo en las urnas que posibilite al PSPV de Alzira seguir en la formación del gobierno municipal», indican.

Compartir el artículo

stats