Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El paro sube en la Ribera, pero registra el mejor julio desde la crisis inmobiliaria

La comarca contabiliza 19.329 desempleados, un 0,3 % más que el mes anterior, si bien la cifra se ha reducido un 17,8 % en el último año

Terrazas del paseo de Cullera, en una imagen de archivo. Levante-EMV

La Ribera rompe la tendencia autonómica del mercado laboral. Mientras el paro cayó en el conjunto de la autonomía al cierre de julio, en la comarca ha crecido ligeramente. Un 0,3 %, concretamente. Una crecida que no empaña que los 19.329 parados que registraba Labora supongan la mejor cifra de un mes de julio desde 2008.

El aumento de demandantes de empleo entre junio y julio, no obstante, es de pequeñas proporciones y se enmarca en un contexto de estancamiento, ya que las variaciones en los últimos meses han sido mínimas. Ya se produzcan incrementos o descensos. De hecho, es habitual que la comarca anote ligeros repuntes en esta época del año. Durante el último mes, el paro ha crecido en la construcción, la industria y el sector servicios, mientras ha descendido en la agricultura y el segmento de la población sin actividad económica previa.

Con todo, el dato del último mes representa una evolución positiva si se compara con el mismo periodo del año anterior. El número de parados en julio de 2021 ascendía a 23.518, lo que supone 4.189 personas menos. Dicho de otro modo, el desempleo ha caído un 17,8 % en el último año. Se consolida, por tanto, la rápida recuperación económica tras la crisis sanitaria de la Covid. La comarca se mantiene, además, por noveno mes consecutivo por debajo de los 20.000 parados.

Reducción progresiva

Si se echa la vista más atrás, la comparación no solo muestra una clara tendencia a la reducción desde que irrumpiera la pandemia, sino que se observa el mejor mes de julio desde el año 2008. Entonces, el servicio valenciano de empleo contabilizaba 15.088 demandantes de empleo en la comarca. La crisis inmobiliaria elevaría el dato en los sucesivos ejercicios hasta alcanzar su máximo en 2013, con 33.635. Desde entonces, se ha reducido progresivamente y solo la aparción del coronavirus rompió dicha tendencia: mientras que en 2019 eran 19.525 las personas que buscaban trabajo en la comarca, un año después eran 23.891.

Cae la contratación en un año aunque crecen los indefinidos

En lo referente a la contratación, durante el mes de julio se registraron en la Ribera 10.626 nuevas altas en la Seguridad Social, según los datos aportados ayer por UGT. Esta cifra supone un ligero retroceso con respecto al mismo periodo del año anterior, en el que se contabilizaron 11.670, es decir, 1.172 menos. Esto representa una reducción del 8,9 %. Sin embargo, en su tipología radica la gran diferencia. Aunque durante el pasado ejercicio se crearon más empleos, estos fueron de menor calidad, ya que de esos once mil, menos de 700 eran indefinidos. En cambio, la cifra ha crecido considerablemente en el último año. Representaron el 41,2 % del total en la Ribera Alta mientras que en la Baixa el dato fue menor, 35 %. Se trata de una tendencia que también se consolida, pues desde la aplicación de la reforma laboral los contratos indefinidos han ganado terreno a los temporales.

Compartir el artículo

stats