Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sarria y Aguilar rechazan la oferta de integración tras la batalla en el PSOE de Alzira

«La retirada en las primarias supone un sacrificio, vamos a apoyar al partido pero no tendría sentido entrar en la ejecutiva ni en la candidatura municipal»

Adrián Sarria.

Los últimos movimientos en la agrupación socialista de Alzira apuntan a un intercambio de papeles. Adrián Sarria, candidato del sector oficial a la secretaría general que se ha retirado del proceso de primarias, confirmó ayer que no formará parte ni de la nueva ejecutiva ni de la próxima lista electoral del PSPV pese a las llamadas a la integración realizadas por su rival y próxima secretaria local, Gemma Alós, y por la dirección comarcal, que aboga por la unidad de los dos sectores enfrentados en la agrupación. «La retirada de la candidatura supone un sacrificio tanto para Isabel Aguilar como para mi y la gente que ha trabajado en el proyecto, si realizamos ese sacrificio es al 100 %, no tendría sentido la integración en la ejecutiva ni en la lista electoral, pero vamos a apoyar al partido», señaló Sarria, que no descarta volver a postularse en un futuro.

La secretaria general del PSPV de Alzira, Isabel Aguilar, anunció la retirada de la candidatura de Adrián Sarria, de la que formaba parte, tras cuatro meses en los que se ha constatado la imposibilidad de llegar a un consenso con el hasta ahora sector crítico, que provocó que incluso se llegara a barajar la creación de una gestora. Aguilar argumentó que a las puertas de una campaña electoral esta situación solo podía generar un desgaste al partido y que ese era el motivo por el que renunciaban al proceso de primarias.

Adrián Sarria mantuvo ayer el argumentario. «El tiempo apremia y viendo que no había manera de llegar al consenso, que el calendario de primarias para elegir al candidato a la alcaldía se aproxima y que el PSOE de Alzira estaba en boca de todos tomamos la decisión de retirar la candidatura. No sé si es la más adecuada, pero se toma por el bien del PSOE, para evitar esa imagen de división», incidió Sarria, que considera que la integración podría haber sido más fácil si se hubiera llegado a votar en una asamblea.

Sarria confirmó que ni él ni Isabel Aguilar se integrarán en la ejecutiva que el próximo mes de septiembre elegirá a la concejal Gemma Alós como nueva secretaria general ni tampoco en la próxima candidatura electoral. «Nos sacrificamos de esta manera con todas las consecuencias», señaló, mientras reiteraba que no tiene ninguna intención de hacer daño y que participará en cualquier acto que se celebre como militante.

La convocatoria del proceso de primarias para renovar la ejecutiva local abrió una crisis en el PSOE de Alzira con la presentación de dos candidaturas, la de Adrián Sarria, avalada por el sector oficial, y la de Gemma Alós, como representante del sector crítico. Una denuncia por defecto de forma en la convocatoria de la asamblea que, a principios de abril, debía haber elegido al nuevo secretario general destacó la fractura y pospuso la asamblea en busca primero de rebajar la tensión y, a su vez, de buscar un consenso que no se ha alcanzado.

El calendario aprobado por el Comité Federal, que activará en septiembre el proceso de primarias para elegir el candidato a la alcaldía, añadía si cabe más presión y el PSPV prevé ahora solapar en un mismo proceso tanto la elección del secretario general -Gemma Alós es la única aspirante- como la del candidato a la alcaldía, con la perspectiva que sea la misma persona.

Compartir el artículo

stats