Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Càrcer arranca con 3 casas la oferta pública en alquiler para frenar la despoblación

El consistorio inicia también los trámites para crear una comunidad energética local y poder autoabastecerse de suministro eléctrico

Una vecina pasea por las calles de Càrcer. | PERALES IBORRA

El Ayuntamiento de Càrcer ha dado un paso más en su lucha por frenar la despoblación. Adquirirá este año tres inmuebles de la localidad que permitirán la creación de un parque público de vivienda social.

Era uno de los objetivos marcados por el equipo de gobierno de cara a esta legislatura y el pleno municipal ya ha aprobado el inicio de la tramitación. El consistorio se adherirá al plan ADHA de la Conselleria d’Habitatge de la Generalitat Valenciana, que ofrece subvenciones a entidades locales para adquirir inmuebles y ponerlos a disposición de sus vecinos. Eso sí, con un «precio de alquiler razonable».

Al mismo tiempo que se facilita el acceso a una vivienda a los vecinos o nuevos residentes, se da un nuevo paso dentro del plan estratégico que Càrcer ha diseñado para luchar contra la despoblación. «Lo ideal sería que estos hogares vayan a manos de familias jóvenes, que busquen un nuevo lugar en el que vivir o que se independicen», comentaba al respecto al alcalde, Pepe Botella, que añadió: «Por un lado, queremos atraer vecinos y, por otro, evitar que los que tenemos se vayan a otras localidades».

Paralelamente, el consistorio ha aprobado la creación de una comunidad energética local, para la que destinará una inversión de 40.000 euros, 26.000 de los cuales han sido subvencionados por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial, de la Generalitat Valenciana. Una medida con la que busca hacer frente al incremento del precio de la energía y luchar contra el cambio climático.

«La idea ya no es solo ahorrar en materia económica, que la factura de la luz sea cada vez más asumible para los vecinos de Càrcer, también está el hecho y la satisfacción de ser autosuficientes. Producir lo que consumimos y no depender de empresas externas. Los precios estos últimos meses han estado ahogando la economía de muchas familias y con esta medida intentamos poner solución al problema. Seguro que lo conseguiremos», manifestó al respecto el alcalde. Aunque se desconocen los plazos, pues el proyecto está todavía dando sus primeros pasos, la constitución de una comunidad energética permitirá la instalación de pequeñas estaciones de energía solar que podrían llegar a abastecer al conjunto de viviendas de la localidad.

Las comunidades energéticas se abren paso entre los municipios de la Ribera como una alternativa sostenible y económica de ofrecer suministro eléctrico.

Compartir el artículo

stats