Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Esperas de 4 meses en la Ribera para pruebas del corazón

La electromiografía, una técnica para conocer la salud de los músculos y las células nerviosas, es el diagnóstico que mayor demora acumula con 143 días para los 1.600 pacientes que la precisan

Un paciente se realiza una prueba en la Ribera para conocer el diagnóstico. | LEVANTE-EMV

El sistema sanitario ha sido uno de los más afectados por la pandemia. Durante meses, el personal médico ha centrado sus esfuerzos en combatir el coronavirus, una enfermedad que se ha sumado a las ya existentes y que afectaban a miles de pacientes. Esta situación ha condicionado todavía más la media de tiempos de espera en los distintos departamentos de salud para realizar una prueba. Se trata de un tiempo esencial entre los enfermos para conocer el diagnóstico de su dolencia y poder evitar, así, futuras complicaciones o descartar algún tipo de enfermedad.

En el Departamento de Salud de la Ribera, el tiempo medio de espera es de 67 días, es decir, alrededor de dos meses. Sin embargo, algunas pruebas superan, incluso con creces, este retraso. Es el caso de la electromiografía que alcanza los cuatro meses y medio o 143 días. Esta prueba, a la que aguardan casi 1.600 personas en el departamento, evalúa la salud de los músculos y las células nerviosas que lo controlan revelando disfunciones nerviosas o musculares o problemas con la transmisión de señales de nervios a músculos. Así se desprende del informe facilitado por la Conselleria de Sanidad en respuesta a los datos reclamados por el PP respecto a los tiempos de demora en los distintos departamentos de la Comunitat Valenciana.

Por su parte, las pruebas relacionadas con el corazón también superan la media y alcanzan los cuatro meses de espera. Así, para realizar una ecocardiografía, a través de la cual obtener una imagen del corazón, las válvulas cardíacas y los grandes vasos con el objetivo de proporcionar información sobre la presencia de una posible isquemia o infarto, los más de 2.600 pacientes de la comarca inscritos deben esperar 111 días. Sin embargo, la ecografía doppler, relacionada también con este órgano y que sirve para determinar afecciones que reducen u obstruyen la circulación de la sangre, se sitúa por debajo de la media con 45 días de demora.

Detección de cáncer

Siguiendo los datos proporcionados por Sanidad, las pruebas para detectar el cáncer de mama, que cada vez afecta a más mujeres, también reducen su tiempo de espera. De esta manera, la resonancia magnética de mama alcanza los 36 días, mientras que la ecografía mamar no sobrepasa los 40, es decir, ambas se sitúan por debajo de la media del departamento. Respecto a la colonoscopia, prueba para detectar problemas relacionados con el colón, la media se sitúa en torno a los dos meses, mientras que los pacientes deben esperar 84 días para realizarse una gastroscopia y conocer, así, los problemas que sufren en el tubo digestivo.

El PET-TC, por el contrario, es la prueba con menos tiempo de espera, ya que ronda las dos semanas y media. Este diagnóstico es capaz de identificar a nivel celular los cambios en el cuerpo, y detectar, así, de forma temprana la aparición de una enfermedad mucho antes que cualquier otro examen por imagen.

En total, actualmente, casi 11.000 personas del departamento de Salud de la Ribera esperan la llamada o el aviso para acudir a realizarse la prueba solicitada. El mayor número se concentra en la ecografía, donde la lista alcanza los 3.161 pacientes.

Compartir el artículo

stats