Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los médicos alertan de los efectos de abusar de bebidas energéticas

«El nivel de cafeína de una lata equivale a cuatro cafés y también supera la cantidad diaria recomendada de azúcar»

El Servicio de Nutrición y Dietética del Hospital de la Ribera alertó ayer de los efectos nocivos que el consumo continuado de bebidas energéticas puede tener en la salud. Según los expertos, estas bebidas contienen unas elevadas dosis de cafeína y azúcar, así como otros estimulantes como el guaraná que, a medio y largo plazo, pueden provocar alteraciones del sueño, irritabilidad, problemas de concentración, hipertensión, diabetes y trastornos cardiovasculares y neurológicos.

La jefa del servicio de Nutrición, Pilar Luna, señaló que «el nivel de cafeína presente en una lata de 300 ml de una bebida energética equivale a 4 cafés, una dosis de estimulante que puede ser potencialmente peligrosa para cualquier persona». Fuentes sanitarias señalaron que está demostrado que, a las pocas horas de ingerir este tipo de productos, el cuerpo humano aumenta de manera considerable sus niveles de estrés, el ritmo cardiaco y la presión arterial. Asimismo, los especialistas advierten de que este tipo de refrescos contienen unos elevados niveles de azúcar.

Otro de los aspectos a tener en cuenta es que las bebidas energéticas no son productos diseñados para la rehidratación tras la práctica deportiva, y menos en esta época del año de altas temperaturas.

Otro de los peligros sobre los que advierten los especialistas se refiere a la conjunción de bebidas energéticas con alcohol, ya que esta combinación dispara las concentraciones de alcohol y cafeína en sangre. Diversos estudios demuestran que el consumo de ambas bebidas conduce a estados subjetivos alterados que, entre otros efectos, incluye una disminución de la percepción de la intoxicación etílica. La cafeína enmascara el efecto depresor del alcohol, por lo que existe más riesgo de seguir bebiendo.

Los especialistas recomiendan no recurrir a las bebidas energéticas para superar problemas puntuales de cansancio o agotamiento.

Compartir el artículo

stats