Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Alginet dice «basta» a la violencia contra la mujer

El consistorio lamenta que los esfuerzos por frenar esta lacra social se demuestran todavía insuficientes

Vecinos frente al consistorio durante el acto. | GERMÁN CABALLERO

«Digamos basta a esta lacra social que es la violencia contra las mujeres, sea del tipo que sea, pero en la que siempre acabamos pagando las mismas: las mujeres». Con esta proclama, Alginet condenó ayer el presunto asesinato de una mujer a manos del tío de su marido en la vivienda en la que convivían. El supuesto agresor se arrojó a continuación la ventana de un quinto piso. Varios centenares de personas se concentraron, al mediodía, frente al consistorio para mostrar su rechazo al crimen y apoyar a la familia de Verónica Ruiz, la víctima.

Alginet dice «basta» a la violencia contra la mujer | GERMÁN CABALLERO

Poco antes de las doce, las autoridades tuvieron que cortar la calle València, que atraviesa Alginet de un extremo a otro, ante la gran aglomeración de personas frente al consistorio. Fueron muchos, varios cientos, los vecinos que se concentraron frente a la casa consistorial. La localidad seguía sin comprender cómo se habían desencadenado los acontecimientos.

Alginet dice «basta» a la violencia contra la mujer

La concejal de la Mujer de Alginet, María José Martínez, tomó la palabra frente a la puerta del ayuntamiento: «Hoy lamentamos la muerte de una vecina de nuestro pueblo, Verónica. No era más que una chica que tenía una familia, que trabajaba y a la que le gustaba la zumba, como a cualquiera de nosotros. Deja un vacío y una situación lamentable en su casa», esgrimió ante los presentes. Entre ellos se encontraban familiares y amigos de la víctima, completamente destrozados. No pudieron contener las lágrimas en sus rostros desencajados al recordarla. También la edil se emocionó durante la lectura del manifiesto, afectada por el trágico suceso.

Martínez trasladó sus condolencias a los seres queridos de Verónica y explicó que el ayuntamiento les ha ofrecido «toda la ayuda y todo el apoyo que necesiten». De igual modo, agradeció la actuación de las autoridades policiales y las labores de coordinación con el personal de servicios sociales, que «fue inmejorable».

Acompañamiento

La edil, consternada, enumeró las distintas políticas y actuaciones que se aplican en el municipio. «Contamos con la Unitat de Serveis d’Assistència Familiar, formada por tres agentes de la Policía Local y que ha atendido alrededor de cincuenta personas ya. Cada año concienciamos a nuestros niños en tolerancia e igualdad en las escuelas. Estamos adheridos a la red de municipios protegidos contra la violencia de género. Hace solo un mes celebramos unas jornadas sobre asesoramiento jurídico y acompañamiento a las víctimas. Se habilitan puntos violeta en actos multitudinarios. Se hace mucho, pero nunca es suficiente», lamentó la concejala.

Complicidad

Por ello, emplazó a los vecinos de la localidad a «continuar luchando por la concienciación y la erradicación de esta lacra». «La desventaja física es sinónimo de sufrimiento y muerte, como en el caso de Verónica. Es cosa de todas y todos denunciar ante la mínima sospecha para evitar fatales desenlaces. La complicidad también es delito», subrayó.

Sus palabras se ganaron un sentido aplauso, que solo fue superado en emotividad por el minuto de silencio en memoria de Verónica que le siguió a continuación. Una localidad compungida por un trágico suceso que le pilló por sorpresa.

La familia, que pidió a sus vecinos más respeto ante la gran cantidad de rumores que circulan por el municipio, esperaba recibir hoy los restos mortales de Verónica para despedirse de ella.

Entre la tristeza y la reivindicación. El acto celebrado ayer tuvo momentos emotivos, pero también de demanda. 1 Las amigas de la víctima lloran su pérdida. 2 Lectura del manifiesto. F

Compartir el artículo

stats