Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Opinión

Competencias impropias en Sollana

Competencias impropias en Sollana

Sollana no puede pagarlo todo. ¿Qué pensarían ustedes si les preguntaran si los médicos los tenemos que pagar con el dinero del pueblo? Seguro que no estarían contentos, preferirían quedarse como hasta ahora, que la gestión continuara realizándola Conselleria de Sanitat y no el ayuntamiento.

Desde 1989 han existido los servicios psicopedagógicos escolares (SPE) gestionados por la Conselleria d’Educació, organismo que tenía como principal función la de distribuir a los centros escolares de educación Infantil y Primaria financiados con fondos públicos, profesionales del campo de la orientación educativa, más conocidos por la comunidad educativa como los psicólogos, según las necesidades educativas que el alumnado requería.

En nuestro pueblo había un gabinete municipal escolar gestionado por el Ayuntamiento de Sollana, el cual daba servicio al colegio, contratando una profesional de Psicología. Hace ya varios años atrás, este servicio fue rescindido por el ayuntamiento, para poder ahorrarse el sueldo de esta profesional y beneficiarse del mismo servicio de forma gratuita ofrecido por la Conselleria de Educación.

Este cambio supuso tener que indemnizar con una cantidad muy elevada a esa persona que durante muchos años había ofrecido sus servicios para la misma empresa.

Con ello, el SPE de Alzira, al cual pertenecía la población de Sollana, asignó un profesional durante cuatro días semanales, según correspondía por las necesidades de los niños y niñas de la escuela.

Pero, el actual gobierno de nuestro ayuntamiento, en 2021 creó de nuevo el gabinete escolar municipal, hecho que nos cuesta, el despido de un peón de obra y una conserje, y 40.000 euros de las arcas municipales, justificando así que se dotaba al colegio de cinco días de atención de una profesional y no de cuatro como nos estaba ofreciendo la Conselleria de Educación.

En 2021, al mismo tiempo, la misma conselleria dicta y publica el Decreto 72/2021 del 21 de mayo, el cual regula la organización de la orientación educativa, en el que hace desaparecer los SPE y los profesionales de orientación educativa pasan a formar parte de las plantillas de los colegios por lo que la atención de estos ya no depende de las necesidades educativas, si no que pertenecen al colegio y realizan el mismo horario que los maestros y maestras, por tanto, están los cinco días semanales.

Es evidente que lo que necesita el pueblo de Sollana es beneficiarse de aquello que por derecho le corresponde y que es además gratuito, que con esos 40.000 euros se siga pagando el sueldo de las personas despedidas, además de contratar a dos administrativas que hacen falta y/o resolver otras necesidades que van surgiendo cada día y de igual importancia.

Compartir el artículo

stats