Suscríbete

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los "revienta verbenas" causan varios heridos leves en las fiestas de Corbera

«Todos son bienvenidos, pero el civismo es lo mínimo exigible»

Participantes en una verbena de las fiestas de Corbera a principios de semana. | LEVANTE-EMV

Se han ganado el sobrenombre de «revienta verbenas» y no es para menos. Se trata de grupos de personas, normalmente jóvenes, que acuden a actos festivos de otros pueblos a generar conflictos. El resultado siempre es el mismo: peleas con heridos de diversa consideración y la sensación de no poder disfrutar de un momento de ocio de forma segura y tranquila. Corbera es el último pueblo en sufrir las consecuencias.

Ocurrió durante la madrugada del martes. Tras la «nit de les torraes» que tuvo lugar el lunes, el programa de la Festa dels Xics Fadrins contemplaba una discomóvil a la medianoche. Fue el momento en el que se desató el caos. «Era el primer día de las fiestas, al poco tiempo de empezar la discomóvil se detectaron los primeros incidentes. Nunca nos había pasado algo así. Por lo visto, son cuadrillas que se dedican a eso. Empiezan peleas, a veces varias a la vez, van incluso con navajas... es un auténtico desfase», manifestó a Levante-EMV Maribel Gayón, concejal de Fiestas de Corbera.

El incidente obligó a movilizar efectivos de la Guardia Civil de tres poblaciones vecinas, que junto a los agentes de la Policía Local detuvieron el tumulto. Aunque se vivieron momentos muy complicados. «Los festeros tuvieron que frenar a una persona que saltó por encima de la barra para hacerse con una botella de vidrio que quiso utilizar para agredir a algunos de los asistentes», aseguró Gayón. El balance: la fiesta suspendida en el momento y varios heridos leves. Al menos dos de ellos tuvieron que ser atendidos en el hospital, según las mismas fuentes.

Afortunadamente, a lo largo de la semana la programación ha continuado sin incidentes reseñables, lo que supone un alivio para las autoridades municipales. De hecho, los actos concluirán el sábado, si no surge ningún nuevo imprevisto.

«No es normal»

La edil de Fiestas no ocultó su impotencia ante lo ocurrido y condenó unos hechos que calificó de lamentables. «Ya sea una fiesta organizada por colectivos de festeros, como esta, o una que monte el ayuntamiento, siempre tendrá unos recursos limitados. No puede haber una persona de seguridad por cada asistente. Todo el mundo es bienvenido, pero un comportamiento cívico es lo mínimo exigible», explicó Gayón, que concluyó: «No me parece normal que una madre que está tranquila en su casa, porque su hijo es una persona responsable, reciba un aviso de que está en el hospital, herido, porque un grupo de gente irrespetuosa no tiene nada mejor que hacer».

Reunión urgente para reforzar la seguridad

Los Xics Fadrins de 2022 y los de 2023 se reunieron de forma urgente al día siguiente del altercado con los representantes del ejecutivo de Corbera para consensuar una línea de trabajo conjunta con el objetivo de evitar comportamientos incívicos en las fiestas. Para reforzar la seguridad, se activarán nuevos protocolos para alertar cuanto antes a las autoridades ante la presencia de grupos sospechosos y, de ese modo, evitar un nuevo incidente. «Es un problema que pasa en muchos pueblos, pero entre todos tenemos que hacer de nuestras fiestas un lugar sin violencia», explicó el consistorio.

Compartir el artículo

stats