«El maquillaje está poco valorado y es poco conocido. Mucha gente cree que el que se dedica a esto es porque no quiere estudiar, pero para trabajar bien hay que estudiar mucho. Es una lástima porque estoy seguro de que habrá miles de maquilladores que no serán conscientes de que España es campeona del mundo y ha logrado un tercer puesto en la prueba de maquillaje facial y el sexto en la de maquillaje corporal».

El maquillador de Carlet Josep López Martí asegura que no quiere presumir, únicamente dar a conocer un trabajo que requiere de mucha dedicación y esfuerzo, y aunque no se dedica profesionalmente al maquillaje -en estos momentos se decanta por formarse en la danza-, este verano regresó del 25º World Bodypainting Festival celebrado en Klagenfurt (Austria) con un tercer premio mientras su compañera de aventuras Grace Castillejo, afincada en València, se proclamaba campeona del mundo en la modalidad de maquillaje facial.

Ambos se habían ganado el billete al mundial tras alzarse con el primer premio del concurso de maquillaje corporal que cada año convoca el Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, un certamen con una larga tradición que, no obstante, este año incluía como recompensa la participación en el encuentro austríaco como forma de promocionar el carnaval de la isla en su aspiración de obtener la declaración de Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Casi cinco meses de preparación

Josep López Martí se alzó con este premio el 28 de febrero, formando equipo con la propia Grace Castillejo y la alicantina Mónica León, y desde el mismo momento en que conocieron que estarían en el mundial de maquillaje iniciaron un proceso de preparación «superintensivo» que se ha prolongado durante casi cinco meses y que, afortunadamente, ha dado frutos. Si en la prueba de maquillaje facial Grace Castillejo y Josep López coparon el podium, en la de maquillaje corporal quedaron sextos formando equipo.

«No es una modalidad más fácil ni más difícil que la otra. En el certamen tienes que representar algo a partir de un tema que te plantean de una forma amplia y lo interesante es ver cada artista cómo lo desarrolla», explica López, mientras detalla que el tema planteado en 25º World Bodypainting era «La Alfombra roja galáctica» en la categoría facial y «La siguiente generación» en la de maquillaje corporal. Eso sí, el trabajo es siempre contrarreloj, ya que el tiempo añade un punto de dificultad. «Es un trabajo complicado y aunque te digan que tiene seis horas en el corporal, es muy poco ya que desde el momento que empiezas vas a contrarreloj y depende del cuerpo tienes que ejecutar el trabajo de una forma u otra», explica.

En el mundial, relata, el maquillador de Carlet se inspiró «en una diva de la música que recibe un premio» y recorre la alfombra roja en el concurso de maquillaje facial mientras que, en la prueba de maquillaje corporal, López y Castillejo optaron representar la situación y el cuidado del planeta y cómo se dejará a las generaciones del futuro.

Josep López señala que buscó desde el primer momento causar impacto en los miembros de un jurado que durante dos horas ven trabajar decenas de participantes y, según apunta, «tienes que conseguir captar su atención».

López Martí se muestra enormemente satisfecho de un premio que reconoce el trabajo realizado y de la experiencia vivida el pasado verano en Austria, en un certamen al que acuden maquilladores de todo el mundo. «Es una experiencia muy chula», relata, a pesar de los inconvenientes que tuvo que sortear en la competición al trabajar con una modelo austríaca que le facilitó las tallas del vestuario que complementa el maquillaje por internet y que hubo que ajustar. El carletino se muestra convencido de que en España «hay muchísimos maquilladores que están perfectamente cualificados para hacer cualquier trabajo, pero por desgracia esto no tiene la importancia que tiene el fútbol o el baloncesto, y nosotros queremos darle visibilidad», señala.