50%DTO ANUAL BLACK FRIDAY Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 800 empresas y autónomos de la Ribera reciben ayudas o préstamos del Consell

El plan Resistir Plus distribuye 10,6 millones en subvenciones y el IVF financiación por un importe de 9 millones

El conseller de Hacienda, Arcadi España, en el foro de economía comarcal. Perales Iborra

 La Conselleria de Hacienda y Modelo Económico ha inyectado en los últimos dos años cerca de veinte millones de euros a través de ayudas directas o préstamos concedidos por el Institut Valencià de Finances (IVF), de los que se han beneficiado más de 800 empresas y autónomos de la Ribera. El dato lo avanzo el conseller Arcadi España en el foro de economía comarcal organizado por Levante-EMV y À Punt que abordó las fortalezas de la Ribera para afrontar una coyuntura adversa por la tendencia alcista de los precios y la guerra en Ucrania como telón de fondo.

Más de la mitad de ese dinero corresponde a las ayudas directas de la línea Resistir Plus, que contemplaba asignaciones de hasta 200.000 euros por empresa o persona autónoma, con un montante de 10,6 millones que se han distribuido entre 752 mercantiles. En base a los datos de la Conselleria de Hacienda, de ese importe total, la Ribera Alta recibió 7,6 millones con un total de 553 empresas beneficiadas mientras que 3,03 millones de euros se distribuyeron entre 200 entidades de la Ribera Baixa.

Alzira, la ciudad más poblada de la Ribera, fue también la que recibió el mayor importe económico ya que la línea de ayudas Resistir Plus distribuyó 1,92 millones entre 66 empresas mientras que se destinaron otros 338.438 euros a 93 autónomos. Por su parte, en la Ribera Baixa fue Cullera la localidad que más ayudas recibió, con 1,07 millones distribuidos entre 24 empresas y 135.234 euros entre 30 autónomos.

El Plan Resistir Plus contemplaba ayudas directas a personas autónomas y empresas de la Comunitat Valenciana para reforzar su solvencia y contribuir a la reducción de su endeudamiento como consecuencia el impacto que habían sufrido por la Covid. Tenían un carácter finalista, porque el dinero tenía que ir destinado a pagar deuda pendiente generada desde el inicio de la pandemia hasta septiembre de 2021. Las ayudas eran de hasta 3.000 euros en el caso de personas autónomas que tributaban por módulos y de hasta 200.000 euros en el caso de empresas o personas autónomas que tributaran por el régimen de estimación directa, dependiendo el importe del volumen de deuda de las empresas y del impacto que hubiesen sufrido en su facturación. Estaban todos los sectores económicos incluidos.

Nueve millones en préstamos

Por otra parte, ochenta empresas y personas autónomas de la Ribera en su conjunto han obtenido financiación del Instituto Valenciano de Finanzas a través de alguna de sus líneas en los dos últimos años, por un importe total de nueve millones de euros. En el caso de la Ribera Alta fueron 50 entidades que accedieron a créditos por valor de 7,17 millones de euros, mientras que en la Ribera Baixa fueron 30 con un montante total de 1,83 millones de euros. De los 50 beneficiarios en la Ribera Alta, 21 son autónomos, dos grandes empresas, dos cooperativas y 25 pymes. Por lo que respecta a la Ribera Baixa, de las 30 operaciones aprobadas, doce corresponden a personas autónomas y las otras 18 a pymes.

Compartir el artículo

stats