Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El cierre hidráulico para proteger Alzira elevará un lateral del canal y la rotonda de la CV-50

La glorieta deberá alzarse 85 cm para alcanzar una cota mínima de 19,30 y la mota 30 cm

Mapa de cotas en el entorno del Canal de Les Basses. Levante-EMV

El cierre hidráulico de la calle Gandia para evitar las inundaciones que los barrancos provocan en el casco urbano de Alzira contempla la elevación de la margen derecha del Canal de les Basses unos 30 centímetros y hasta 85 cms la rotonda de la CV-50 conocida popularmente como de Avidesa, según se desprende del “Estudio de Inundabilidad de los barrancos de les Estreles, Fosc, Gracia María y de la Arena” elaborado por el catedrático de Ingeniería Hidráulica, Juan Marco, por encargo del ayuntamiento.

El informe de Marco contempla esta elevación como una actuación complementaria a las obras de ampliación del barranco de la Casella y de la luz del actual Pont de Xàtiva, que considera claves para aumentar la capacidad de desagüe y reducir el riesgo actual.

Joan Marco detalla que para evitar que las escorrentías de los barrancos de la cuenca este continúen entrando al casco urbano por la calle Gandia, donde se encuentra la cota más baja (18,05 m), “es necesaria una actuación adicional de forma que se garantice el cierre hidráulico de la margen derecha del canal de Les Basses, evitando los debordamientos hacia la zona urbana”. Este cierre, incide el informe, se debe materializar a una cota de 19,30 metros, lo que implica elevar el lateral del canal más próximo al núcleo urbano, que se sitúa actualmente en la cota 19, y también la de la rotonda de la CV-50.

“En la parte del canal no presenta dificulta y se puede materializar con un pequeño terraplén de tierras. En la parte de la rotonda, será necesario elevar la rasante de los viales. Actualmente la cota de la rotonda en el enlace con la calle Gandia es la 18,45, lo que obligaría a elevar 85 cms la rasante en este entorno”, incide Marco, quien señala que, finalmente, el cierre deberá unirse con los muros existentes en el Camí de Pescadors. “Sea cual sea la solución constructiva, es necesario dar continuidad al cierre hidráulico de forma que pueda garantizarse que se materiliza un cordón de protección en el que la cota del terreno no presenta ningún punto por debajo de la cota 19,30 m”, detalla el catedrático de Ingeniería Hidráulica, antes de concluir: “Una mayor altura de este dique de protección supondría un mayor nivel de protección de la ciudad, pero también una mayor complejidad constructiva. Desde el punto de vista hidráulico, el nivel deseable sería el del propio malecón, es decir, alcanzar la cota 21,40 m, algo que sería muy complejo de materializar”, señala.

La Associació de Veïns de la partida de Les Basses-Avinguda de la Ribera se posicionó ayer contra el cierre hidráulico que plantea tanto el informe de Juan Marco como el elaborado por Typsa por encargo de la Confederación Hidrográfica del Júcar (JHC) ya que, según señala, condena a esta partida rural “como zona de sacrificio y a actuar como tanque de tormentas sin haber sido expropiadas las tierras ni consultados los propietarios. Señalan que si únicamente se eleva el margen derecho del canal, se propiciará el desbordamiento por el izquierdo.

Estos vecinos recuerdan que el alcalde de Alzira, tras aprobar la construcción del Canal de Les Basses, les prometió que el ayuntamiento “nunca elevaría la calle Gandia para desviar las aguas convirtiendo la partida en zona de sacrificio para almacenarlas”, y lamenta que el Govern de la Vila, la coalición Compromís-PSOE, “no haya dado a conocer su cambio de intenciones” y que se haya tenido que conocer esta propuesta de cierre hidráulico a través de la información que facilitó el senador de Compromís, Carles Mulet.

El alcalde replicó en el pleno a unas primeras críticas en este sentido señalando que actualmente hay más información y que el estudio elaborado por otro técnico de la Universitat Politècnica de València, Vicente Bellver, concluye que la construcción del canal “resuelve parte del problema”.

Compartir el artículo

stats