Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El absentismo escolar abre la vía para pactar festivos en la Semana Taurina

El comité que organiza las novilladas reclama una negociación para alcanzar un modelo de consenso

Miembros de la Comisión Taurina durante un pleno del Ayuntamiento de Algemesí. | PERALES IBORRA

Tras meses de polémica y una semana de aulas semivacías, los colectivos educativo y festivo parecen más dispuestos a alcanzar un pacto para que la Semana Taurina de Algemesí se desarrolle en un marco de convivencia óptimo. El propio colectivo que organiza la feria de novilladas ha reconocido a Levante-EMV que su deseo es abrir un diálogo con miembros del ayuntamiento y del Consejo Escolar para alcanzar un acuerdo que satisfaga mínimamente a todos los actores implicados.

Las cifras que maneja el consistorio elevan el absentismo escolar durante la Semana Taurina por encima del 50 % en determinados días, cursos y centros. Fue menor en las primeras etapas escolares mientras que creció especialmente en Secundaria, ciclo educativo que registró más faltas de asistencia. «La situación, desde luego, no ha sido beneficiosa para ninguna de las partes», sostiene el presidente de la Comisión Taurina, Alberto Fernández, que continuó: «Todos hemos salido algo perjudicados: los profesores, los alumnos y la fiesta. Debemos hacer algo para que esto no se repita», admite.

Como ya propuso a este periódico el concejal de Educación de Algemesí, Ximo Rosell, Fernández también ha apelado a la necesidad de buscar un consenso que beneficie a ambas partes. Hay tiempo de sobra, pues no será hasta finales del presente curso cuando se decida el calendario lectivo del siguiente. «En esto, vamos a ir de la mano con el ayuntamiento, al que ya le hemos insistido en que queremos organizar una reunión para hablar sobre este problemas. Tenemos que convivir todos. Debemos sentarnos todas las partes y hablar. Solo así podremos estudiar cuáles son las mejores opciones y seleccionar cuál es la propuesta más adecuada para todos», expresó. Pese al tono conciliador, Fernández no ocultó su malestar por lo ocurrido este año: «Ha quedado claro que fue una decisión errónea que ha generado muy mal ambiente en la ciudad».

Actos muy esperados

Aunque la decisión seguirá siendo del Consejo Escolar, todo hace indicar que ni el modelo vigente hasta la fecha, sin actividad lectiva durante toda la semana, ni el escogido este año, con un calendario similar al de otras poblaciones, serán capaces de convencer a toda la población. Uno mixto, que ya se planteó sin éxito en el órgano educativo, podría ganar enteros. Esto es: días de clase a principios de semana y de libranza coincidiendo con las jornadas festivas más importantes.

El colectivo que organiza la fiesta taurina, además, manifestó su satisfacción por la forma en la que se han desarrollado los actos, que han sido multitudinarios tras el parón obligado de dos años a causa de la pandemia: «Nos alegra ver que hay una gran afición a los toros en Algemesí y que la ciudad tenía ganas de volver a disfrutar de las fiestas. En más de una jornada, el público no ha podido ni comprar entradas porque ya estaban todas vendidas».

«La fiesta está más viva que nunca y seguro irá a más»

La Comisión Taurina de Algemesí ve en este año un punto de inflexión y se mostró agradecida por el apoyo recibido: «La fiesta ha sido posible gracias a la colaboración de muchísimas personas, desde las fuerzas de seguridad hasta los pastores, pasando por los ‘cadafalers’, también al brindado por el ayuntamiento y la diputación. La Semana Taurina está más viva que nunca y esperamos que vaya a más de cara al año que viene».

Compartir el artículo

stats