Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Alzira sale reforzado de la derrota copera ante el Athletic Club

Los ribereños encaran el objetivo de salir del descenso con la moral por las nubes tras dejar muy buena imagen ante un equipo de Primera

27

Las imágenes que dejó el partido entre el Alzira y el Athletic Club Hayack

«Estoy muy enfadado por no haber ganado». Esta era la sorprendente declaración del técnico de la UD Alzira Marc García tras la derrota por 0-2 contra un Athletic Club que vino al Luis Suñer Picó con su plantilla prácticamente al completo. Además, el ‘Txingurri’ Valverde puso toda la carne en el asador desde el once inicial, apenas dejando fuera de los titulares a Iñaki Williams. «Solo puedo disfrutar si ganamos. Agradezco a los aficionados que han generado un ambiente que nunca había visto; prácticamente habría que remontarse al ascenso a 2ª A en 1988 para ver el campo casi lleno», añadió.

Analizando el encuentro, el alzireño dijo que «con el tiempo veré el vaso medio lleno, que hemos jugado bien, sometiendo al Athletic en la segunda parte que es un equipo acostumbrado a dominar y más en un campo como el nuestro». Sobre el planteamiento, quedó satisfecho de que sus jugadores «fueran muy valientes con balón después de que nos metiesen dos goles; arriesgamos, que es lo que quiero que haga el Alzira en el Suñer», añadió. «Antes del partido dije que íbamos a pasar y, visto el partido, creo que no era ninguna locura», aseguró. Respecto al planteamiento de Valverde «esperaba alguna rotación más y su actitud fue una muestra de respeto hacia nosotros y la eliminatoria». El propio Valverde comentó que «estos partidos son complicados». «Veníamos bien mentalizados porque de lo contrario íbamos a sufrir. Tratas de imponer tu ritmo, pero el contrario siempre va algo más revolucionado», agregó.

Para Marc, «en el descanso solo tuvimos que hacer unos ajustes defensivos». Aunque Villalibre tuvo un mano que sacó un destacado Andreu y Solbes despejó con el cuello otro tiro de Yuri Berchiche los azulgranas obligaron a sacar lo mejor de sí al portero de la Rojita, Julen Agirrezabala. «Con balón les dije que tuviéramos paciencia, que podríamos crearles peligro en fase de canalización, no solo robando y al contragolpe», manifestó.

Aunque el Athletic apretó el acelerador en el tramo final, la imagen que dejó el cuadro alzirista caló entre los aficionados. «Los jugadores creen en sus posibilidades pese a la situación que vivimos -antepenúltimos en liga- y que vamos a salir adelante», defendió. Si no la eliminatoria, el Alzira por lo menos «mereció un gol que les hubiera hecho zozobrar en un momento inestable; de hecho los cambios mostraban que Valverde no estaba muy convencido». 

Llamamiento a la afición

El técnico alzireño es consciente de que dentro de dos semanas contra el Olot no tendrá 3.000 personas detrás, pero le gustaría que muchos volviesen a apoyar al equipo: «Hemos demostrado que practicamos un buen fútbol en estas categorías que muchas veces es más atractivo que otros partidos de Primera».

La victoria para Marc era doblemente importante: «Les he dicho a los jugadores que llevamos 40 años escuchando la historia del Ajax y que ya debemos escribir nosotros una nueva página dorada en la historia del Alzira». Uno de los capitanes, Javier Soler, resumía el estado de ánimo de la plantilla: «Hemos entrado al vestuario con una cara de felicidad general muy importante. Creíamos en el grupo y teníamos unas expectativas que hemos superado porque los hemos sometido por momentos. Esto nos reforzará para nuestro verdadero objetivo que es la liga».

Compartir el artículo

stats