La comunidad educativa del colegio Alborxí ha recogido 690 firmas a favor del cierre de la parcela contigua a la escuela para que la empresa constructora del futuro Palau de Justícia d’Alzira no ocupe ese solar con el objetivo de garantizar la seguridad y el bienestar de los escolares. La asociación de familias (AFA) del centro está a la espera de que el ayuntamiento «cumpla su palabra» y les cite para acordar las medidas de protección de los niños y trabajadores del colegio.

Representantes de la Consellería de Justicia y del estudio de arquitectura que firma el proyecto de obra se comprometieron ayer a evitar la ocupación del solar, como reclama el colegio, y a causar las mínimas molestias posibles mientras duren las obras.