Los falsos pingüinos de El Perelló siguen nadando a sus anchas ante la atenta mirada de cada vez más ciudadanos curiosos. La pareja de alca común que permanece durante los últimos días en aguas próximas a la Gola del Perelló se ha convertido en un atractivo para los amantes de la naturaleza y para aquellos que buscan imágenes extraordinarias.

Los dos pingüinos europeos que, según los expertos, podrían ser una pareja joven de esta especie tan común en el norte de Europa. La hipótesis más extendida entre los especialistas es que podrían haberse desorientado y extraviado arrastrados por fuertes rachas de viento hasta que, exhaustos, han encontrado un recodo que les ha parecido sugestivo y atrayente.

"No es normal verlos"

Lo curioso de la situación es que incluso con el mal tiempo de la jornada de ayer eran muchos los curiosos que se acercaban al espigón de la Gola para intentar ver, grabar o fotografiar a esos dos pájaros tan poco habituales en el mediterráneo valenciano. A muchos ciudadanos les llama la atención. Es el caso de Luis Díaz, un jubilado residente en el Perellonet, que decidió acercarse ayer al espigón «porque sin duda no es normal ver este tipo de animales en esta zona y resulta curioso verles evolucionar entre las olas».

Desde Sueca, P. Meseguer también se acercó a ver a los pingüinos: «Estaba trabajando en los invernaderos que tengo cerca del Perelló y, tras leer la noticia en Levante-EMV, he querido acercarme para ver si todavía estaban. He tenido la suerte de poder sacar algunas fotos para que mis hijos los vean». El mal tiempo de la jornada de ayer evitó que el número de curiosos fuera mayor, pero el goteo ya es constante.

Según la concejal de playas del Ayuntamiento del Perelló, Amparo Fernández «estos no son los primeros especímenes que llegan a la zona del Perelló, ya que hace escasamente un par de semanas dos personas que se encontraban paseando por la playa encontraron otro espécimen muy debilitado y ellos mismos lo trasladaron, según nos informaron a posteriori, al centro de recuperación de aves del Saler, tal y como nos contaba la persona que encontró el ave». Las alcas encontradas en las costas catalanas también han mostrado los mismos síntomas.

Todo parece indicar que tanto la primera ave detectada como las otras dos que actualmente están nadando plácidamente en las aguas del Perelló provenían del sur y los técnicos están en la actualidad intentando averiguar qué es lo que ha pasado con ellos, preocupándose también por su procedencia y su estado de salud.