La llegada del puente festivo ha puesto en alerta a las autoridades policiales ante un más que previsible incremento de los desplazamientos al volante. Por ello, localidades como Castelló intensificarán los controles durante estos días, haciendo especial hincapié en aquellos que buscan detectar el consumo de alcohol entre los conductores.

Según ha explicado el consistorio, la Policía Local colaborará con la campaña especial iniciada por la Dirección General de Tráfico centrada en controlar la tasa de alcohol y la presencia de drogas entre los conductores. Los primeros controles especiales se llevaron a cabo ya el lunes y se prolongarán hasta el domingo en aquellos puntos que se consideran estratégicos.

«La única tasa segura es la de 0,00 mg/l», destaca la policía, que, además, insiste: «Hay que recordar que el consumo de bebidas alcohólicas no es compatible con la conducción de ningún tipo de vehículo, sobre todo con vehículos de motor o ciclomotores, que pueden llegar a ser un instrumento de delito contra la seguridad viaria».

Además, las autoridades locales subrayan la importancia de realizar este tipo de campañas ya que «el aumento de los controles preventivos es uno de los factores que favorece un cambio de comportamiento entre los ciudadanos», concluyen fuentes consistoriales.