El colegio Tirant lo Blanc de Alzira ha acercado a sus alumnos a algunas de las rutas de montaña y a los parajes más representativos de la ciudad para transmitirles conocimientos sobre la naturaleza y concienciarles sobre la necesidad de adquirir hábitos saludables tanto para ellos como para el propio medio ambiente.

El centro puso en marcha el pasado mes de noviembre una serie de talleres y jornadas «muy enriquecedoras para todo el alumnado de los cursos de Educación Primaria» dentro de su proyecto educativo de actividad física y salud. En concreto, el programa en cuestión ha sido bautlizado como «Coronem el nostre cim».

«El objetivo de este proyecto es dar a conocer las cumbres, montañas, sendas y parajes naturales más representativos de nuestra localidad para educar a los niños y niñas en una vida activa dentro de un entorno al aire libre y sin contaminación», explican al respecto los responsables del proyecto.

En concreto, los estudiantes han visitado ses destinos para los cuales se han diseñado unas rutas adaptadas a sus diferentes edades. «Así cada clase ha tenido asignado una cumbre para estudiar sus características más relevantes, su ubicación y su contexto histórico», añaden. Las distintas jornadas se han desarrollado en espacios verdes de la Barraca d’Aigües Vives, Valletes de Bru y del Paraje Natural Municpal de la Murta y la Casella con la colaboración de la asociación medioambiental Murta i Casella.

El centro educativo alzireño concluye que la experiencia ha fomentado «valores como el compañerismo, el esfuerzo y la superación personal».