Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Inter A de rugby finaliza la primera vuelta como líder tras la victoria ante el Valencia RC (27-9)

El filial se impone en el campo del Paterna y encadena tres triunfos consecutivos

Un lance del partido del filial. Vicent Alberola

Nueva victoria del Inter A de rugby, esta vez frente al Valencia RC, en un encuentro que finalizó 12 minutos antes del tiempo reglamentario debido a la grave lesión que sufrió el joven argentino del filial del Valencia Eduardo. Al final del tiempo que se disputó en el Juan Palomares victoria de los locales por 27 a 9.

Después de mucho tiempo sin jugar en el campo de Cullera, el Inter A volvía al camino de la victoria ante un equipo a priori más flojo a tenor de los resultados de la presente temporada. A pesar de ello y debido a que el primer equipo no tenía competición y podían utilizar hasta tres jugadores del mismo, los de la capital del Turia no utilizaron esta opción en este último encuentro de la primera vuelta. Un partido que el Inter iniciaba a tan solo un punto del líder Moncada.

El partido, en contra de lo que venía sucediendo en esta primera vuelta, comenzó con los jugadores muy centrados en el juego.

Tras el dominio de inicio bajó un poco en intensidad, lo que permitió al Valencia RC filial acercarse a base de golpes de castigo en el marcador. 

Al descanso se llegaba con un doce a seis favorable a los locales. Este peligroso acercamiento hizo que en el vestuario de nuevo se intentara motivar a los jugadores y en la segunda mitad el Inter A subió el ritmo para presionar de forma clara y demostrar su superioridad.

Esta intensidad hizo que de nuevo se distanciara en el marcador consiguiendo los ensayos necesarios para lograr el punto de bonus y permitir al mismo tiempo que prácticamente la totalidad de los jugadores convocados tuviesen su oportunidad de disputar minutos e ir adaptándose al juego del equipo.

Al final 27 a 9 que dejaba a las claras las superioridad de los de la fusión frente al filial del Valencia.

Un fuerte golpe en la cabeza de un jugador de los visitantes a falta de doce minutos provocó que el colegiado del encuentro diese por terminado el partido de mutuo acuerdo con ambos equipos.

Un encuentro que daba por finalizada la primera vuelta de esta primera territorial valenciana de rugby en la que el Inter ha ido de menos a más, demostrando una mayor cohesión en el juego en estos últimos partidos, lo que permite aspirar a las metas más altas.

Buenas expectativas especialmente tras la derrota del Moncada en el campo del Sant Roc B que sitúa al Inter como líder al finalizar esta primera vuelta.

Paterna Ciencias A 15 - 27 CR Inter B

Por otra parte, el segundo enfrentamiento en ocho días del CR Inter B con el Paterna Ciencias concluyó con la segunda victoria que es la tercera consecutiva del equipo de la Ribera, un triunfo que les instala en el centro de la tabla. El partido correspondía a la 8ª jornada de liga y se jugó este sábado en el campo de La Coma de Paterna.

Los interistas afrontaban el partido con 21 jugadores disponibles, con varios puestos duplicados, todo un lujo para este equipo B.

Como en el partido de la semana pasada en nuestro campo de Alzira, el Paterna inició el encuentro muy peleón con su poderosa delantera, lo que no impidió al Inter marcar a lo largo del partido cinco ensayos de calidad con su línea de "tres cuartos", dos de ellos anotados en una primera parte muy igualada por Pau García y Rafa Donato, que dejaba un apretado marcador de 5 a 10 al descanso.

Arrancó el segundo tiempo y los interistas cobraron ventaja en el marcador a los 9', por medio de Gabriel Alejandro Vázquez (5-15). A los 66' fue el joven Rafa Donato quien ampliaba el marcador a favor del Inter (5-20). A partir de ahí, lo que parecía que iba a acabar con una victoria relativamente fácil, se fue complicando debido a las numerosas tarjetas amarillas, que complicaron muchísimo los cambios de jugadores sin perder la coherencia en el conjunto; el equipo lo acusó sobre todo en la "touche", donde tiene una debilidad manifiesta.

Aprovechando todo ello, los locales recortaron distancias en el marcador en el 69' (10-20) pero, aunque el final del partido fue complicado para el Inter, nunca peligró su victoria, incluso, consiguió su último ensayo a cinco minutos del final, obra de Gor Sedrakyan, transformado por Saúl Alberola que ponía el marcador 10-27. En el último minuto, el Paterna anotó su tercer ensayo que significaba el 15 a 27 final.

Pese a los cinco ensayos conseguidos, el equipo quedó con la sensación de no haber hecho un gran partido pero, aparte del resultado, hay que destacar la ausencia de lesiones y sobre todo la solidaridad y buen ambiente dentro del grupo.

Compartir el artículo

stats