Las obras de reurbanización de la calle Mossén Grau no finalizarán hasta después de las fiestas de Navidad. Así lo confirmó el Ayuntamiento de Alzira en la reunión convocada por la concejalía de Servicios Urbanos con los vecinos de esta calle y la empresa constructora para que explicaran las causas por las que se tiene que posponer el asfaltado hasta el 9 de enero del próximo año.

El ayuntamiento anunció que estudiará imponer alguna medida sancionadora por el retraso sobre los plazos previstos. El concejal de Servicios Urbanos, Fernando Pascual, pidió disculpas por este retraso en planas fiestas de Navidad y comunicó a los residentes el cambio de luminación en esta calle a led, que los mismos vecinos habían solicitado. Fuentes municipales señalaron que los vecinos agradecieron a los trabajadores de la empresa y al ayuntamiento el trato recibido para resolver las dificultades que se han planteado.