Suscríbete Levante-EMV

Levante-EMV

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un Safir Fruits Alginet combativo cae por el rebote y los tiros libres

Los ribereños dejaron buenas sensaciones frente a uno de los candidatos al ascenso

Javi Dalmau en el partido contra el Benicarló. | ALFONSO SALDAÑA

Esta vez estuvo cerca. Muy cerca. El Safir Fruits Alginet volvió a sufrir una nueva derrota-61 a 68 contra Maderas Sorlí Benicarló-, pero esta vez las sensaciones fueron muy diferentes a las anteriores. El equipo de Canales luchó, no se descolgó en ningún momento y hasta se puso por delante en el último cuarto tras un triple de Alberto Díaz. No obstante, y como viene sucediendo durante toda la temporada, no les bastó. Anotaron once triples por seis del rival, lanzaron ocho tiros más a canasta que el Benicarló y cuidaron mejor el balón tanto en ataque (15 asistencias por 9 del rival) como en defensa (11 pérdidas por 14). Entonces, ¿cómo se explica la derrota? Sencillo. Maderas Sorlí Benicarló anotó 21 de 23 en tiros libres mientras que los locales solo lanzaron 6 veces desde la línea de personal. El otro aspecto fue el rebote. Benicarló dominó los tableros de principio a fin (46 captura por 36 de los locales) con un Nikola Zizic y Volodymyr Orlov que capturaron 11 rebotes cada uno.

Atascados en ataque

El primer cuarto fue en consonancia con todos los de la temporada. El equipo salía enchufado, buscaba el acierto de Stumer, Sergio Romero y Hunter, y se sobreponía a un gran inicio de Benicarló en el tiro de tres (tres de las cuatro primeras canastas fueron triples). El marcador empatado a 15 al final de los 10 minutos reglamentarios y buenas sensaciones en los locales.

Sin embargo, en el segundo cuarto el equipo colapsó. Zizic dominaba en la pintura, el rebote era toda una sangría y el acierto en los tiros desapareció: parcial de 11-20 en el que tan solo Sergio Romero (12 puntos al final con 4 triples) y Stumer (10 puntos y su mejor encuentro) aportaban puntos con facilidad.

Reacción local

Canales agitó al equipo en el vestuario y el Safir Fruits Alginet encaró la segunda mitad como una final. Prácticamente lo era. Se llegó al 41-44 tras triple del estadounidense Hunter- máximo anotador del encuentro con 17 puntos- e incluso al 50-52 al terminar el tercer cuarto tras un triplazo de Javi Dalmau, el jugador más eficiente en pista: 11 puntos, con 50 % en tiros de dos, 67 % en tiros de tres y 1/1 en tiros libres.

En el último período llegó la gesta. Un triple de Alberto Díaz ponía a Alginet por delante por primera vez en todo el partido a falta de ocho minutos por jugar ante uno de los cuatro mejores equipos de la liga -actualmente se encuentran todos empatados en primera posición con un récord de 7-2-. Desde ese momento, alternancias múltiples en el marcador, tensión en cada jugada, pero finalmente se impuso la calidad de Libroia (16 puntos y 5 asistencias) y los centímetros de Volodymyr Orlov (9 puntos y 11 rebotes) que pusieron el 61-66 a falta de 30 segundos, a la postre insalvable para los de Canales.

El resultado final deja al Safir Fruits Alginet como colista (2-7 de récord), aunque a tan solo una victoria del noveno clasificado. La esperanza de la salvación para el club ribereño sigue intacta.

Compartir el artículo

stats