La demora quirúrgica desciende en la Ribera y marca el mejor dato en un año

Un paciente de la Ribera esperaba a ser operado una media de 59 días, seis menos que en enero - El promedio del hospital de Alzira es casi veinte jornadas mejor que el del conjunto autonómico

Imagen de archivo de una intervención quirúrgica en el hospital de Alzira.

Imagen de archivo de una intervención quirúrgica en el hospital de Alzira. / Levante-EMV

Rubén Sebastián

Rubén Sebastián

El tiempo que, de media, espera un paciente del Hospital de la Ribera para ser operado ha descendido de nuevo y ha marcado el mejor registro en un año, con 59 días. El promedio en la comarca era, al cierre de marzo, dieciocho jornadas menor al del conjunto de la Comunitat.

Según los datos publicados por la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública, la demora quirúrgica ha descendido por segunda vez este año. Los 66 días de media del mes de enero descendieron a 60 en febrero y a 59 en marzo. Si bien es cierto que la variación es mínima, también lo es que supone el mejor dato de la serie en el último año. Para encontrar uno mejor, de hecho, hay que retrotraerse hasta marzo de 2022, en el que la lista de espera reflejaba un promedio de 58 jornadas. De igual modo, los 59 días del pasado mes de marzo suponen, tras éste, el segundo mejor dato en cuatro años

La reducción ha sido notable en los últimos siete meses. Mientras que en el pasado septiembre, tras los meses de vacaciones que obligan a reducir la actividad quirúrgica en el hospital, un paciente debía esperar de media 88 días para ser operado, poco más de medio año después son casi treinta jornadas menos. Prácticamente un mes de diferencia.

En la comparación con otras áreas de salud, la de la Ribera situó en marzo su demora quirúrgica como la séptima mejor de la Comunitat. El hospital de Alzira hace esperar a sus pacientes menos que el conjunto de la autonomía (la media valenciana era de 77 días en marzo). Y también mejora con diferencia las cifras de centros asistenciales de la capital, como es el caso del General de València (100) o La Fe (102).

Según los mismos datos, al cierre de marzo eran 4.484 los pacientes que requerían una intervención no urgente, de los cuales 3.385 figuraban en la lista de espera menos de noventa días. La mayoría. Sin embargo, alrededor de un millar soportaban un retraso superior, aunque por debajo de los 180. Asimismo, 22 llevaban más de 180 días.

Patologías con mayor espera

Por patologías, las que registraba una mayor demora en marzo eran las neurocirugías, con una espera media por paciente de unos 78 días. En cambio, las cardiovasculares se situaban en apenas doce. Casi dos meses de diferencia entre un tipo y otro. Además de la neurocirugía, las operaciones de otorrinolaringología también superaban las setenta jornadas. Concretamente, 72. Y las de ginecología, con 73.

El resto, se situaban entre 50 y 70 jornadas, con valores más cercanos a la media general del hospital. A excepción de la cirugía maxilofacial, para la que un paciente esperaba de media 48 días. La oftalmología registraba demoras de 53 días, mientras que en 56 se situaban tanto la cirugía general como la urológica. Uno menos que la pediátrica. Se situaban alrededor de los dos meses las operaciones de dermatología (60 días), torácicas (62), ortopédicas (61), vasculares (66) y plásticas (68).

Suscríbete para seguir leyendo