La UD Alzira no se queda contenta con el empate sin goles ante la Penya Independent

El cero a cero deja un mal sabor de boca en equipo y afición tras realizar los azulgranas un gran partido

El club ribereño todavía no ha ganado como local

Dylan y Busquets persiguen el esférico.

Dylan y Busquets persiguen el esférico. / Hayack

David Chordà

Mal sabor de boca el que le quedó a la afición de la UD Alzira que vio cómo su equipo jugaba un gran partido ante la Penya Independent de Ibiza, pero no pudo celebrar el primer triunfo local de la temporada. “No me puedo ir contento si no conseguimos la victoria. Agradezco a la afición la presencia de público que sigue apoyándonos aunque no le damos ninguna alegría en casa”, comentó el técnico local Marc Garcia al término del encuentro.

Pese al buen juego, los aficionados aún se pudieron ir más contrariados si el equipo de Sant Miquel de Balansat hubiese acertado alguna de las dos oportunidades que tuvo, las más claras de los dos equipos. Reparto de puntos en el segundo y último partido del exilio azulgrana al campo de Venècia que deja insatisfechos a ambos equipos. Tal vez menos a la Penya Independent porque fue dominado en todo momento por la UD Alzira si bien fueron los pitiusos los que tuvieron las mejores ocasiones del partido. “Si el Alzira jugara así desde la jornada 1, la situación sería muy diferente. El del domingo fue el partido más completo de los tres últimos. Fuimos superiores y generamos más ocasiones, pero no se hizo justicia”, aseveró Marc.

Nacho Vila progresa con el balón.

Nacho Vila progresa con el balón. / Hayack

El técnico alzireño optó por dar la primera oportunidad al cancerbero Álvaro Cortés pese a que Vicent Dolz no había dado motivos para perder la titularidad. Por delante cambió tres de los cuatro defensas, junto a Abraham salieron Solbes, Bono y Nacho Vila que debutaba como titular en detrimento de Robert Costa que fue suplente y Adri Crespo, no convocado. Siguieron en el doble pivote Lado y Alfaro con Dylan, que también debutaba en la derecha y Pitu por la izquierda y Palacín en punta. Pana quedó fuera de la eliminatoria y se augura una salida del equipo por el mal rendimiento en liga después de una prometedora pretemporada, además de que el jugador ha pedido salir. “Dos porteros que son muy buenos y Álvaro está entrenando bien. Cuando las cosas no salen, hay que buscar cambios con jugadores. Estamos en el camino correcto y falta ganar”, explicó el entrenador ribereño.

El equipo alzirista tomó el mando del partido. Jugaba y jugaba buscando algún resquicio en el 1-5-3-2 planteado por el nuevo técnico Mario Ormaechea. Los laterales alziristas se proyectaban en ataque y protagonizaron los primeros disparos que no encontraron palos por poco. Sin embargo, tras un resbalón de Solbes, Isuardi se encontró un balón en la frontal, pero Cortés ganó el mano a mano. Después sería Palacín tras controlar con la espuela, Pitu después de una gran jugada colectiva o Alfaro a centro de Bono los que vieron de nuevo su disparo sin el premio del gol. Solo un libre directo de Isuardi que también fue fuera quedó en el bagaje de los de Sant Miguel de Balansat.

Alfaro, rodeado de rivales.

Alfaro, rodeado de rivales. / Hayack

En la segunda parte, el Alzira siguió dominando y a la salida de un córner Solbes cabeceó fuera y Pitu, con sus continuas penetraciones, envió a manos de Jareño. Solbes tuvo la mejor del Alzira en el segundo acto cuando a los 12 minutos cabeceó cerca del poste el córner servido por Pitu. En la UD, Mángel rememoró sus tiempos de delantero previos a su reconversión a banda del Vila-real cuando sustituyó a Palacín. Marc tampoco completó los cinco cambios al sustituir en el lateral izquierdo a Nacho Vila por Sergio González y a Dylan por Tòfol dejando sin oportunidad a Joaquín y Laurel. Cuando parecía que el partido acabaría con 0-0, se generó un córner a favor de la Penya que Borja estrelló en el travesaño de manera virulenta. “Fue cuestión de puntería y eso que el sábado nos tiramos 50 minutos practicando el balón parado. Los rivales cambiaron tres veces de estructura porque algo estábamos haciendo bien”, concluyó Marc.

El punto sirve al Alzira para subir un puesto en la tabla antes de visitar, el domingo, al Cerdanyola a las 17:00 horas. 

Suscríbete para seguir leyendo