La Ribera reclama un corredor verde entre Sumacàrcer y Cullera a lo largo del Xúquer

Trece municipios de la Ribera se asocian para evaluar el estado del río y recuperar las especies del ecosistema fluvial autóctono

Algemesí marca el punto de partida de un proceso participativo auspiciado por el Consorci de la Ribera y la Fundación Limne

El cauce del Xúquer con los márgenes repletos de cañas.

El cauce del Xúquer con los márgenes repletos de cañas. / Levante-EMV

El Consorci de la Ribera y la Fundación Limne mantienen activa la hoja de ruta que aspira a construir un gran corredor verde desde Sumacàrcer a Cullera a lo largo del Xúquer. El pasado fin de semana, 65 personas de los 13 municipios que componen el proyecto “Canya a la canya” se reunieron en Algemesí para ahondar en el proceso de participación ciudadana del Júcar, con el objetivo de evaluar el estado del río y proponer medidas para su conservación.

La iniciativa “Canya a la canya”, liderada por el Consorci de la Ribera y la Fundación Limne, reune acciones que involucran una superficie de 124.358 m2 a lo largo de 75 km del río Júcar, a su paso por los municipios de Sumacàrcer, Antella, Gavarda, Castelló, Alberic, Benimuslem, Alzira, Algemesí, Albalat de la Ribera, Polinyà de Xúquer, Sueca, Riola, Fortaleny y Cullera.

El proyecto está impulsando la creación de un gran creador verde entre Sumarcàrcer y el mar, centrado en la conservación y mejora del río Júcar a través de acciones, ya en marcha, de gestión y control de especies invasoras, recuperación de vegetación autóctona, retirada de material obstructivo, transformación de zonas de cultivo abandonadas como espacio fluvial y estabilización y retranqueo de márgenes.

Estas acciones, a desarrollar en trece municipios, cuenta con apoyo de la Fundación Biodiversidad del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO), para la restauración de ecosistemas fluviales y a la reducción del riesgo de inundación en los entornos urbanos, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR) financiado por la Unión Europea - NextGenerationEU.

«Se trata de una apuesta estratégica para los municipios del Consorci que, además de combatir el riesgo de inundación y los efectos del cambio climático, se centra en generar un uso público sostenible y sistemas de participación y gobernanza en los que se puede involucrar a la ciudadanía», según ha explicado desde el ente comarcal su presidente, Òscar Navarro.

Este taller participativo a gran escala ha permitido establecer vínculos entre todos los municipios, resaltando el papel del río como un elemento de conexión territorial y trabajando las propuestas de manera colectiva, entendiendo que las acciones que se lleven a cabo en un municipio afectan aguas abajo. Las propuestas recogidas durante este proceso participativo, que se alargará hasta finalizar el proyecto, modularán las acciones previstas en el marco del proyecto y se trasladarán, no sólo a los participantes, sino también al organismo de cuenca, para que se puedan incluir en el próximo plan de gestión de los ríos, si procede.

El proceso participativo del “Canya a la canya” se ha desarrollado en diferentes agrupaciones de municipios implicados, en función de diferentes criterios geográficos y administrativos, siendo el proceso de Algemesí el primero en celebrarse a nivel global del proyecto.