El PP reclama que Alzira acoja una jura de bandera civil «de lealtad a España»

Los populares reivindican que se trata de un acto en el que el ciudadano decide mostrar ante todos que está decidido a contribuir por el bien común

José Luis Palacios, durante la última campaña electoral.

José Luis Palacios, durante la última campaña electoral. / Agustí Perales Iborra

«¡Españoles! ¿Juráis o prometéis por vuestra conciencia y honor guardar la Constitución como norma fundamental del Estado, con lealtad al Rey y, si preciso fuera, entregar vuestra vida en defensa de España?». «Sí, lo hacemos». Este es un diálogo que el Partido Popular quiere que pueda producirse en Alzira con ciudadanos de a pie como protagonistas. La formación conservadora ha reclamado al ayuntamiento que la capital de la Ribera Alta acoja una jura de bandera civil para que los vecinos que lo deseen puedan prometer su «lealtad a España».

Los populares presentarán en el pleno una moción en la que se insta al ayuntamiento a reclamar al Ministerio de Defensa la celebración de una jura de bandera de personal civil en la ciudad. «Es uno de los actos más solemnes que existen, pero, lejos de lo que algunos puedan creer, este proceso no está reservado exclusivamente al personal militar. Cualquier ciudadano español mayor de edad que lo desee puede participar en una jura civil. En la práctica, la jura civil es la expresión cívica, pública e individual de lealtad hacia España y hacia los españoles», defiende el líder del PP en Alzira, José Luis Palacios, que añade: «En este compromiso como español el ciudadano decide, por voluntad propia, mostrar ante todos que está decidido a contribuir por el bien común de España».

Intereses colectivos

Para la formación, una jura de bandera civil representa «un compromiso por defender los intereses colectivos y comprometerse a ello siendo un buen ciudadano». Asimismo, los populares no dudan a la hora de señalar que este acto «representa los valores superiores expresados en la Constitución». Al respecto, destacan que «es una promesa que el ciudadano se hace a sí mismo» y que puede desempeñar «en cualquiera que sea su labor en la sociedad, ya sea en el trabajo o con la familia, en el entorno público o privado: pagar sus impuestos como exige la Ley, colaborar con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado cuando la situación lo requiere, comportarse de forma adecuada etc». «Los españoles de Alzira no pueden quedar exentos de poder disfrutar de este solemne acto de juramento voluntario a la bandera de España que simboliza nuestra nación y la unidad e integridad de la patria», agrega Palacios.