Alzira pacta fragmentar la deuda que arrastra el club Trencaones

El gobierno declara al equipo de Especial Interés y Utilidad para facilitar el pago de los casi 70.000 euros

Nadadores en la piscina municipal cubierta.

Nadadores en la piscina municipal cubierta. / Levante-EMV

El Ayuntamiento de Alzira ha declarado el club de natación Trencaones como entidad de Especial Interés y Utilidad Municipal, lo que le permitirá fraccionar la deuda que se le reclama por el uso de la piscina cubierta (69.500 euros) en 48 mensualidades

Según detalló en el último pleno el concejal de Deportes, Vicent de la Concepción, el consistorio ha negociado con el club su situación tras reclamarle el cobro correspondiente al uso de las instalaciones. Una petición que acabó en el juzgado, al considerar el Trencaones que la ordenanza municipal eximía de pagar por realizar sus entrenamientos en la piscina cubierta pública al ser una entidad deportiva federada. Sin embargo, el juez no lo vio así al regirse por unas condiciones diferentes. El propio edil explicó, precisamente, que la ordenanza de uso de la piscina exige siempre un pago. De no haberse cumplido, podría haberse considerado un caso de malversación de fondos.

El alcalde, Alfons Domínguez, desveló que, durante las conversaciones con el club, se abordó la posibilidad de rebajar la cantidad adeudada hasta en un 50 % con ayudas directas, pero que también resultaba imposible en términos legales. «Hay una normativa que cumplir», zanjó la máxima autoridad alzireña. 

De hecho, durante el transcurso del pleno, el portavoz de Vox, Ricardo Belda, pidió al gobierno municipal que perdonara la deuda del Trencaones. De hecho, fue el único edil de la corporación que hizo uso de su turno de palabra para abordar esta cuestión. «Exigir el cobro es una cuestión de testosterona. Es indecente que se haga pagar a un club federado por usar instalaciones municipales. Es incongruente, incomprensible e indecente», manifestó. 

Sin saltarse la ley

Por su parte, Domínguez replicó, nuevamente, que el ayuntamiento no puede saltarse la ley. «Condonar la deuda nos llevaría ante los tribunales», sentenció el alcalde de Alzira.

Dicho lo cual, se aprobó la propuesta que se considera menos lesiva para el club sin que implique problemas legales para el consistorio. La declaración del Trencaones como entidad de Especial Interés y Utilidad Municipal facilita el fraccionamiento de la deuda con dispensa de garantía. De ese modo, dispondrá de 48 meses para abonar los casi 70.000 euros reclamados.

Suscríbete para seguir leyendo