La Primera División le pasa factura al Alzira FS

El club arroja pérdidas, pero anuncia un plantel con mayor inversión que el año del ascenso

Nacho Serra se desvincula del Family, mientras Rubi renueva por una temporada más

El presidente del Alzira FS, Vicent Fontana, durante la asamblea.

El presidente del Alzira FS, Vicent Fontana, durante la asamblea. / David Chordà

David Chordà

El Family Cash Alzira FS tendrá un presupuesto para su primera plantilla de 250.000 €, 57.000 € inferior al que ha tenido esta temporada en Primera División y 50.000 más que el año del ascenso. «El objetivo es volver a la máxima categoría cuanto antes», afirmó el presidente Vicent Fontana en la asamblea ordinaria. El impulsor del proyecto alzireño que ha llevado al club ribereño de Tercera a Primera División en cinco años quiere continuar rigiendo la nave futsalera para asentar al equipo y al club. 

El club ha arrojado unas pérdidas de 27.000 euros. 2.600 de la cantera y casi 25.000 del primer equipo. Los ingresos de la base han sido de 122.000 euros por unos 125.000 de gastos mientras que en el primer equipo se ingresaron 701.000 € y se gastaron 726.000, 307.000 en la plantilla. No preocupan las pérdidas porque «están cubiertas con préstamos de directivos y la queremos amortizar en dos años», explicó el presidente. Esta temporada se han cobrado 9.700 euros de subvenciones públicas, «sin contar con la de la Diputación y Generalitat por jugar en Primera, que se cobrará en 2025». La Federación Española aporta 148.000 € y la valenciana 25.600, por 107.000 de abonados y taquillas y, especialmente, casi 400.000 de patrocinadores. Para la próxima temporada, se ha rebajado casi 100.000 € la previsión de ingresos, a 602.000 € por la merma importante de la subvención de la RFEF y la previsible caída de abonados. 

Elecciones

El 4 de julio es la fecha fijada para la más que presumible reelección de Fontana como presidente del club. Unos comicios en los que no se espera que haya rival o que de haberlo no tendría opciones ante la gran gestión realizada. Antes de dejar el cargo, el dirigente pidió a los socios que se aprobase el acuerdo de filialidad con l’Olleria, «club que nos ha ayudado mucho y que tendrá jugadores alzireños en el interesante proyecto que tiene para Tercera». Actualmente, el filial alzireño está en Preferente.

Sergio Garrigues recibió la insignia de oro del Alzira FS.

Sergio Garrigues recibió la insignia de oro del Alzira FS. / Raül Amat

Con el ingenioso humor del departamento de comunicación, el martes se comunicó que Rubi ha renovado una temporada más, con lo que el ibense cumplirá su cuarta temporada como blanquiazul. Según ha podido saber Levante-EMV, Nacho Serra no continuará defendiendo la portería en el club ribereño, aunque sí lo hará Fede, que amplía su vinculación con el Family. La posición de cierre es la mejor cubierta. Tienen contrato en vigor hasta 2026 el brasileño Gustavo y el cullerense Joan, así como Hugo Alonso (2025), por lo que seguirán junto al renovado Rubi. El canterano Palacín buscará minutos cedido en el Picassent, como también lo hará el guardameta Maseres. 

En las alas, el club ya comunicó la no continuidad de Rafa Usín. A ello se suma que Gon y Carlos Gómez vuelven a los clubes que los cedieron. Complicado sería que Jimbee y Palma los volviesen a ceder en Segunda División. Álex Naranjo y Peiró tienen contrato en vigor esta temporada

La posición de pívot será la que más variará. Joaki también retorna a Palma, aunque de forma testimonial, ya que jugará cedido en Melilla. Paralelamente se anunció la no continuidad de Pesk y Tiago Selbach, mientras Humberto seguirá. Panés y Gustavao también tienen contrato en vigor

Suscríbete para seguir leyendo