Alzira convertirá la subida a la Muntanyeta en una calle de un único sentido para mejorar la seguridad en la "escoleta" infantil

El cambio afectará al tramo comprendido entre la calle Independència y la rotonda que desemboca en Barítono Guillermo Palomar

Se habilitará un carril ciclopeatonal

El ayuntamiento presentó el miércoles a la comunidad escolar y los vecinos la propuesta de reordenación.

El ayuntamiento presentó el miércoles a la comunidad escolar y los vecinos la propuesta de reordenación. / Levante-EMV

El Ayuntamiento de Alzira convertirá en una calle de sentido único la denominada Pujada al Santuari, el tramo que comunica la calle Independència con la rotonda que distribuye el tráfico hacia la ermita o la calle del Baríton Guillermo Palomar, como forma de mejorar la accesibilidad a la “escoleta” municipal la Muntanyeta tanto a pie como en bicicleta. El alcalde de Alzira, Alfons Domínguez, y los concejales de urbanismo y Educación e Infancia, Andrés Gomis y Virtuts Piera, respectivamente, se reunieron el miércoles con la comunidad educativa de este centro de educación infantil y los vecinos de la zona para explicar el proyecto de reordenación y la mejora del acceso al centro educativo.

Fuentes municipales han explicado que la Associació de Famílies d’Alumnes de las “escoletes” municipales había solicitado al ayuntamiento que resolviera la accesibilidad a este centro ubicado en la Muntanyeta y respaldó su petición con un informe técnico de accesibilidad urbana al que adjunto firmas de apoyo.

El proyecto inicial pretende calmar el tráfico a motor en esta calle y apostar por la movilidad sostenible. El objetivo del ayuntamiento pasa por destinar un carril para el tráfico motorizado con un solo sentido de circulación y crear un segundo carril de uso ciclopeatonal en la calle Pujada al Santuari, lo que permitiría subir a pie a la “escoleta”.

Virtuts Piera ha señalado que la propuesta de reordenación “recoge las inquietudes de la comunidad educativa de la EIMA la Muntanyeta para hacer del acceso al centro un entorno seguro”.

Por su parte, el concejal de Urbanismo ha indicado que “con el proyecto diseñado por los servicios técnicos municipales, siempre abierto a sugerencias de mejora por parte del vecindario la comunidad educativa, queremos mejorar la seguridad y la accesibilidad de los peatones en un punto problemático como es el del acceso a l’Escoleta, al tiempo que hacemos de la subida al santuario un entorno más amable para la movilidad a pie o en bicicleta”.

Por su parte, al alcalde de Alzira, Alfons Domínguez, ha comentado que con esta actuación se da continuidad “a la creación de espacios escolares seguros que ya hemos puesto en marcha en el entorno del CEIP Ausiàs March y aprovechamos también para dar accesibilidad con movilidad sostenible tanto al Santaurio de la Mare de Déu del Luch como a las personas residentes en los diseminados y urbanizaciones adyacentes”.