Un alzireño alimenta la pasión por la auténtica paella en Suiza

El concurso culinario organizado por Sergi Canet se convierte en uno de los grandes atractivos de Zúrich por su elevada participación

Así se vive un concurso de paellas en Suiza

Óscar García

Rubén Sebastián

Rubén Sebastián

El alzireño Sergi Canet se ha marcado como reto personal que, en un futuro no demasiado lejano, la ciudad de Zúrich se reconozca a nivel internacional como un lugar en el que se pueden comer buenas paellas. Por el momento, va por buen camino, ya que el concurso que ha organizado junto a la Asociación Gastronómica Española en Suiza ha tenido una gran acogida.

El certamen culinario, celebrado el pasado fin de semana dentro del festival de cultura y tradiciones españolas ‘EspañOlé’, reunió a una veintena de restauradores. «Llegaron cocineros de Inglaterra, España e Italia, aunque la mayoría eran valencianos emigrados a Suiza. Algunos de ellos ya se han acostumbrado a elaborar recetas de aquí, pero tenían muchas ganas de volver a sus orígenes», expone Canet. 

Manolo Nür Paellas, Paellas Antonio y David Sp se repartieron los tres primeros premios de un certamen que, en su segundo año, tuvo que realizar una criba ante el gran número de inscripciones recibidas. El alzireño se muestra sorprendido ante la gran recepción tanto del festival como del concurso culinario. 

Gran afluencia de público al concurso de paellas.

Gran afluencia de público al concurso de paellas. / Levante-EMV

Apoyo institucional

«Estamos muy contentos, en Suiza hay mucha población española y se ha volcado para disfrutar de la gastronomía y los productos de su tierra, pero también los suizos han mostrado mucho interés. Me consta que cada vez son más los que viajan a València», expone Canet, que prosigue: «Es increíble. Hemos contado con el apoyo de instituciones públicas, tanto españolas como suizas, y es de agradecer, porque nos han trasladado su deseo de que tenga continuidad. Es más, ya hay empresas del sector arrocero que nos han trasladado su deseo de colaborar el año que viene. Creo que podemos decir con orgullo que tenemos entre manos el concurso de paellas más grande de cuantos se hacen fuera de España».

De hecho, la próxima edición ya se cocina en la cabeza del alzireño y del equipo que le rodea. «La paella es un plato universal. En Suiza hay más de doscientas nacionalidades y estoy convencido de todas la conocen. Espero que pronto se pueda decir de Zúrich que es una ciudad en la que se hacen muy buenas paellas», concluye.