Uno de cuatro menores de 16 años está en riesgo de pobreza en la Ribera

El último informe autonómico que analiza las condiciones de vida de la población estima que el 20% de los niños y jóvenes se encuentra en situación vulnerable, mientras que en adultos la tasa es inferior

Una persona sin recursos pide limosna en la calle, en una imagen de archivo.

Una persona sin recursos pide limosna en la calle, en una imagen de archivo. / David Revenga

Rubén Sebastián

Rubén Sebastián

Una cuarta parte de los menores de dieciséis años de la Ribera se encuentra en un riesgo de pobreza, según se desprende del último informe autonómico que analiza las condiciones de vida de los valencianos. Durante la última década, el porcentaje de niños y jóvenes en situación vulnerable no ha bajado del 20%. Un dato de lo más preocupante.

En un contexto en el que el mercado laboral de la comarca arroja cifras positivas, con un nivel de desempleo en descenso y más puestos de trabajo que nunca, las desigualdades económicas, lejos de desaparecer, se cronifican. Son los niños quienes sufren las peores consecuencias. A pesar del consenso social generalizado de la importancia que supone proteger la infancia, son los más pequeños quienes se ven más afectados por estas desigualdades.

El último informe sobre condiciones de vida elaborado por el Institut Valencià d’Estadística estima, con datos de 2023, que la tasa de riesgo de pobreza se sitúa en la Ribera Alta en el 17,6%, mientras que en la Baixa el dato es inferior: 16,7%. Esto supone estar varios puntos porcentuales por debajo de los territorios con una población más vulnerable. 

Comparativa

En el caso de la provincia, la Costera (19,5%) y la Safor (19,3%) marcan los índices más elevados. En la Comunitat, los valores más altos son los que registran: el Baix Segura (28,7%), la Marina Alta (25,2%) y la Marina Baixa (23%). La comarca también ofrece datos menos preocupantes que en el conjunto de la Comunitat Valencia. El promedio autonómico es del 18,9%, un 0,9% más que en el año anterior.

Sin embargo, si se analiza detenidamente la situación de los segmentos de población más vulnerables, el resultado empeora. El mismo informe señala que alrededor del 25% de los menores de 16 años se encuentran en una situación de riesgo pobreza. En concreto, el 24,9% en el caso de los jóvenes de la Ribera Alta y el 23,8% en la Ribera Baixa. 

Un hombre rebusca en un contenedor de basura, en una imagen de archivo.

Un hombre rebusca en un contenedor de basura, en una imagen de archivo. / Jose Navarro

En ambos casos, supone haber experimentado un crecimiento de más de tres puntos porcentuales con respecto a las cifras del informe autonómico anterior. Además, la tasa se mantiene en niveles superiores al veinte por ciento en la última década. De hecho, el índice era inferior en el año 2012, cuando todavía eran notorios los efectos de la crisis económica que provocó la burbuja inmobiliaria.

El nivel de vulnerabilidad es inferior entre las personas adultas, de ahí que la media comarcal sea inferior. El documento autonómico estima que el 18,6% de la población masculina de la Ribera Alta se encuentra en una situación de riesgo de pobreza, mientras que en la Ribera Baixa el dato es del 16%. En el caso de las mujeres, la tasa se sitúa en el 16,6 y el 17,3%, respectivamente.

Renta por hogar

Paralelamente, el estudio autonómico también muestra otro índice, el conocido como Arope, acrónimo inglés de la expresión «en riesgo de pobreza y/o exclusión social». Este utiliza criterios de análisis estadístico diferentes y ofrece unos resultados superiores. Según sus parámetros, el 21,9% de la población de la Ribera Alta se encuentra en una situación de riesgo de exclusión. En el caso de la Ribera Baixa, la tasa alcanza el 22,4%. También en este caso, la comarca se encuentra por debajo de la media de la Comunitat Valenciana (24,9%).

La encuesta que evalúa la calidad de vida de los valencianos también analiza su capacidad económica. El 17,9% de la población de la Ribera Alta sufre carencias materiales, es decir, tiene dificultades para afrontar imprevistos o para asumir determinados gastos que repercutan en su bienestar. En la Ribera Baixa, el índice asciende hasta el 20,5%. En ambos territorios, el porcentaje de personas que padece carencias materiales severas se encuentra por debajo del 10%. Por último, el informe cifra en una media de 19.746 euros la renta por unidad de consumo en la Ribera Alta, mientras que en la Ribera Baixa la cantidad es inferior, 18.571. En el caso del conjunto autonómico, el promedio de la Comunitat Valenciana es de 18.752 euros, por lo que una parte de la comarca está por encima y la otra, por debajo.

Suscríbete para seguir leyendo