Sanitat autoriza el tratamiento aéreo de refuerzo contra la mosca negra en el Xúquer

El Consorcio de la Ribera y la empresa encargada del control de plagas programan el vuelo del helicóptero para el próximo 2 de julio

Se amplían a 16 los puntos de difícil acceso por tierra en los que se realizan aplicaciones del larvicida

Aplicación del helicóptero en una campaña anterior.

Aplicación del helicóptero en una campaña anterior. / Perales Iborra

El Consorcio de la Ribera y la empresa Lokímica, a la que el ente que agrupa a las dos grandes mancomunidades confía el control de plagas, han programado para el próximo 2 de julio un nuevo tratamiento aéreo contra la mosca negra a lo largo del cauce del Xúquer tras haber obtenido la autorización de la Conselleria de Sanitat. Será el séptimo año consecutivo que se realiza esta aplicación de larvicida biológico como refuerzo de la campaña que a lo largo de todo el año se realiza por tierra y que se centra en puntos de difícil acceso en el cauce del Xúquer, que poco a poco se han ido ampliando. En esta ocasión, Sanitat ha autorizado la aplicación del larvicida en los dieciséis puntos solicitados por el consorcio desde el térmimo de Sumacàrcer, aguas abajo de la presa de Tous, a la desembocadura del río en Cullera.

El técnico de Medio Ambiente del Consorci de la Ribera, Óscar Giménez, ha señalado que si bien este año no se han recibido tantos avisos como en anteriores, este insecto que se ha dado a conocer por su dolorosa picadura está presente y que las condiciones ambientales actuales con altas temperaturas conforman un entorno “óptimo” para su reproducción.

Los técnicos siempre han defendido que la aplicación aérea de Bacillus Thuringiensis es tremendamente efectiva ya que llega a reducir la plaga hasta un 95 % y es un tratamiento inocuo para el resto de fauna y flora. Giménez ha recordado que, a diferencia del mosquito tigre, la mosca negra se reproduce en agua corriente, en este caso las orillas del Xúquer.