Units se abstendrá en el presupuesto de Carcaixent pese a considerar la inversión "ridícula"

Ana Calatayud ve "mediocre" la gestión municipal y defiende que el pacto entre PP y Compromís "antepone el interés de unos pocos sobre el bien común"

Asegura que votará en blanco "por responsabilidad"

Ana Calatayud.

Ana Calatayud. / Vicent M. Pastor

Units per Carcaixent ha anunciado que se abstendrá “por responsabilidad” en la votación del pleno de presupuestos municipales de 2024 que tendrá lugar esta semana. La propuesta presupuestaria ha sido pactada por PP y Compromís para agilizar la gestión municipal, que lleva atascada desde 2020 al trabajarse con unas cuentas públicas pensadas para la pandemia y no para la situación actual. La líder de la formación, Ana Calatayud, ha tachado de "ridícula" la inversión, ya que apenas alcanza "poco más de 2,50% del presupuesto".

Units ha optado por la abstención y no por el voto en contra “por responsabilidad, puesto que el Ayuntamiento está funcionando con un presupuesto prorrogado desde 2020, y eso no es bueno para Carcaixent. Nosotros anteponemos el interés de nuestro municipio y sus habitantes ante todo", defiende Calatayud, que, sin embargo, descalifica duramente las cuentas públicas propuestas por PP y Compromís. "Las concesiones del gobierno local a un partido a priori opuesto desembocan en una propuesta mediocre, que no satisface a ninguna de las partes y perjudica al pueblo, haciendo un uso ineficiente de los fondos públicos y afectando directamente el desarrollo social y económico”, enfatiza.

La cifra destinada a inversiones es “vergonzosa” para Units, “una partida que el gobierno municipal sacrifica por su dejadez”. El capítulo de personal, como ocurre en la mayor parte de las poblaciones del tamaño de Carcaixent, “absorbe casi el 50% del presupuesto debido a la relación de puestos de trabajo aprobada por Compromís. La intervención municipal ha informado desfavorablemente el proyecto de presupuesto porque se superan los límites legales de pago de complementos específicos al personal, y pese a todo, nos dicen todos los días que hace falta más gente en todos los departamentos. Luego algo falla”, zanja Calatayud.

Una "posición constructiva"

El grupo independiente también censura que se trata de “un presupuesto que además se olvida de aspectos del día a día como la limpieza de calles, los malos olores, las plagas de cucarachas, moscas, ratas. Pero sobre todo, carece de un plan de futuro para Carcaixent”. Pese a esa catarata de descalificaciones, Units opta por "una posición constructiva" y por eso ha planteado aportaciones, tanto al borrador que se nos presentó hace unos meses, como con las enmiendas que presentamos al Pleno, "enmiendas todas ellas acompañadas de su debida justificación y propuesta de financiación”, precisan.

Ana Calatayud, portavoz de Units per Carcaixent

Ana Calatayud, portavoz de Units per Carcaixent / Levante EMV

Esta batería de propuestas afectan a cuestiones como el impulso a los presupuestos participativos, el acondicionamiento de caminos rurales, la ampliación de subvenciones a diversas entidades locales, proyectos de deportes, limpieza viaria, aumento del bono comercial, la mejora de las instalaciones del Centro Ocupacional El Clot, la adecuación de la parcela del campo de fútbol, la finalización de la Plaza de la Muntanyeta; la creación de una partida para subvencionar a las entidades que colaboran en la Fira Modernista o la solución a los problemas de seguridad contra incendios en el teatro Don Enrique, según ha detallado el colectivo.

Ana Calatayud interpreta que Carcaixent "votó un cambio en las pasadas elecciones, y como ese cambio no se ha producido, la propuesta del actual gobierno es seguir igual que hace 25 años, estancados, sin inversiones y sin propuesta de futuro”, concluye.