Sumacàrcer aplicará a partir del 1 de julio las nuevas tarifas por acceder al paraje fluvial de l'Illa de l'Esgoletja

El ayuntamiento habilita el campo de fútbol como "aparcamiento disuasorio" para evitar la masificación

Cada vehículo pagará una tasa de diez euros día que permite el acceso de sus ocupantes a la playa fluvial

Bañistas en l’Illa de l’Esgoletja de Sumacàrcer en una imagen de un verano anterior.

Bañistas en l’Illa de l’Esgoletja de Sumacàrcer en una imagen de un verano anterior. / Fermín García

El Ayuntamiento de Sumacàrcer ha convertido el campo de fútbol El Portijol en un aparcamiento disuasorio para evitar la masificación del paraje de l’Illa de l’Esgoletja y, a partir del próximo 1 de julio, aplicará las tarifas que contempla la nueva ordenanza para tratar de controlar el aforo a esta playa fluvial del Xúquer. También a partir de ese día se incorporarán los tres vigilantes que se encargarán del control del acceso al paraje.

La nueva ordenanza establece una tasa de diez euros por vehículo y día por estacionar en este aparcamiento, que incluye la entrada al paraje a los ocupantes del vehículo, mientras que aquellos bañistas que accedan a pie por estacionar en otros lugares o desplazarse en autobús deberán pagar dos euros entre semana y tres los fines de semana. Los vigilantes entregarán una pulsera como justificante del pago, que permitirá el acceso a lo largo del día.

“Se habilita este parking disuasorio para evitar que los vehículos bajen al paraje y el colapso que en ocasiones han provocado”, ha explicado el alcalde de Sumacàrcer, David Pons, mientras recordaba que el área de estacionamiento se encontraba anteriormente en la zona de bajo. Hace un par de años se estableció una tasa de seis euros por vehículo, mientras que el año pasado ya se aplicó una tasa por persona, que derogaba la de vehículos, por un importe similar a las que regirán este año.

El objetivo de ayuntamiento es que todos los usuarios que disfrutan del paraje “contribuyan a su mantenimiento” ya que los trabajos de control requieren de un esfuerzo económico que tiene que detraer recursos de otras partidas. Pons ha explicado que solo la contratación de los vigilantes supone un desembolso de 15.000 euros y ha estimado en una cantidad similar el coste de los trabajos de limpieza del paraje a lo largo del verano, que asume la brigada de limpieza. El ayuntamiento espera mejorar la recaudación de los años anteriores, aunque se muestra a la expectativa.

El ayuntamiento aprobó en el pleno de mayo la tasa por el aprovechamiento del campo de fútbol como apartamiento y que, si no recibe alegaciones, entrará oficialmente en vigor la próxima semana. El paraje de l’Illa de l’Esgoletja ya ha recibido visitantes en los últimos fines de semana, aunque de momento sin generar aglomeraciones. El dispositivo que ha previsto el ayuntamiento para evitar problemas comenzará en julio.