L’Énova recibe 3,4 millones para ser autosuficiente

Es un subvención histórica que permitirá al municipio ser pionero en energías renovables

Vista lateral de l'Énova.

Vista lateral de l'Énova. / Agustí Perales Iborra

El Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) ha concedido al Ayuntamiento de l’Énova una subvención de 3.406.930 euros. Se trata de un hito histórico al tratarse de la mayor ayuda económica recibida hasta ahora en el municipio. El dinero deberá emplearse en la construcción de dos instalaciones de generación eléctrica mediante placas fotovoltaicas para autoconsumo que se instalarán en el colegio Les Eres y en el techo de la Casa de la Cultura.

Esa infraestructura será capaz de abastecer con energía renovable buena parte de los edificios e infraestructuras municipales. En paralelo, el gobierno local pondrá en marcha un ambicioso proyecto de concienciación ciudadana y de promoción de los modelos de transporte sostenible que incluirá la apertura de vías ciclopeatonales y la apuesta por los vehículos eléctricos.

Abaratar costes

La energía que se obtenga de la instalación fotovoltaica será capaz de garantizar el suministro de buena parte de los edificios e infraestructuras municipales, por lo que el ahorro en la factura de consumo eléctrico será considerable. Entre los que se verán beneficiados se encuentra la propia Casa de la Cultura, el polideportivo municipal, el auditorio, el centro de salud, la casa consistorial, la escuela y el pozo.

La corporación municipal lanzará una firme apuesta por la movilidad en bicicleta, la introducción de vehículos eléctricos para transporte colectivo, la renovación de la flota de vehículos municipales mediante la sustitución por vehículos eléctricos y la instalación de puntos de recarga de vehículo eléctrico en el municipio.

El alcalde de l'Énova, Tomás Giner

El alcalde de l'Énova, Tomás Giner / Agustí Perales Iborra

Apuesta por la bicicleta

Concretamente las actuaciones consistirán en la promoción de la movilidad en bicicleta con la construcción de una vía ciclista que conecta el núcleo urbano con la estación de tren y el cementerio. También se habilitarán tres aparcamientos para bicicletas, se renovará un vehículo de la flota del servicio municipal para que sea eléctrico, se instalarán dos puntos de recarga y se adquirirá una furgoneta eléctrica de transporte urbano colectivo a demanda.

Al mismo tiempo, el ayuntamiento local se ha comprometido a elaborar un Plan de Movilidad Urbana Sostenible y a reducir la demanda y el consumo energético en edificios e infraestructuras públicas. Otra de las actuaciones previstas será la rehabilitación energética de la envolvente térmica y la mejora de la instalación lumínica interior existente en edificios municipales como el Club Social, las aulas de Formación Profesional y el colegio público Les Eres.

Carrer Major de L'Énova.

Carrer Major de L'Énova. / Agustí Perales Iborra