Poca lluvia tras ocho meses sin apenas precipitaciones en la Ribera

Junio deja superávits de pluviometría en la mayoría de observatorios de Aemet

La temperatura supera la media aunque es la anomalía más suave en un año

Un operario bebe agua para refrescarse, en una imagen reciente.

Un operario bebe agua para refrescarse, en una imagen reciente. / Agustí Perales Iborra

Rubén Sebastián

Rubén Sebastián

Junio acabó con una racha de ocho meses de déficit de lluvias en la Ribera. Los registros pluviométricos, aunque fueron escasos, supusieron un ligero alivio en un periodo especialmente seco. Por primera vez en lo que va de año, la comarca registró un superávit hidrológico que, por otra parte, resulta insuficiente para paliar los efectos de la ausencia generalizada de precipitaciones.

Turís fue el pueblo de la Ribera, de entre los que cuentan con un observatorio de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), que recibió una mayor cantidad de lluvia el pasado mes de junio. Fueron 54 l/m², un registro atípico para dicha época del año. El promedio histórico, según el periodo de referencia climática (1991-2020), es de 22,6 litros por metro cuadrado, por lo que se produjo una anomalía positiva del 139%. 

Los registros fueron similares en el valle de la Casella, en Alzira. La estación de medición del paraje recibió durante junio 50,6 l/m², frente a los 23 que representan la media para dicha época. Es decir, hubo un superávit del 120%. Se observa, igualmente, una diferencia importante con la precipitación registrada en el casco urbano (31,3 l/m²).

El balance climatológico refleja cantidades menores en el resto de observatorios de la comarca. El pluviómetro de Sumacàrcer alcanzó los 39,7 litros, un 85% más que en un mes de junio promedio (21,5 l/m²). En Montserrat, las lluvias dejaron 37,6 l/m², una cantidad mucho más cercana a los 27,3 que marca la media histórica. Carcaixent, Castelló y Polinyà también cerraron un periodo más húmedo de lo normal, con anomalías positivas del 79, del 15 y del 22%.

Similar al promedio

Sin embargo, dos poblaciones sí sumaron un nuevo mes de déficit de lluvias. Por un lado, la Pobla Llarga registró 20,7 litros, un dato ligeramente inferior a los 23,7 que marcan el promedio histórico de junio. Por otro, en Alginet el volumen de precipitación recogida alcanzó los 16,8 l/m² frente a los 25,4 que representan la media en el sexto mes del año.

La agencia meteorológica define el mes de junio como cálido y muy húmedo en el conjunto de la Comunitat valenciana. En referencia a las temperaturas, el balance de Aemet muestra un nuevo mes con registros por encima del promedio histórico. Y la tendencia va camino ya de año y medio. Sin embargo, los datos representan una de las anomalías positivas más suaves de los últimos meses.

La variación más significativa es la detectada tanto en Carcaixent como en Sumacàrcer. En la primera población, la temperatura media de junio fue de 24,3 ºC, mientras que el promedio histórico es de 23,7. La diferencia fue de 0,6 grados. La misma que en Sumacàrcer, que cerró el mes con una media de 25,1ºC.

La anomalía térmica fue de medio grado en Polinyà de Xúquer, donde el termómetro se situó, de media, en 22,7 ºC. En Montserrat, por su parte, la temperatura promedio de junio fue de 22,9 ºC, por los 22,6 que marca el periodo de referencia climática. 

Suscríbete para seguir leyendo