El PSPV reclama un plan de salud mental en Algemesí

Los socialistas invitan a las asociaciones locales a debatir sobre las necesidades psicológicas de la ciudadanía

Ajuntament d' Algemesí

Ajuntament d' Algemesí / Levante-EMV

Josep Cortes

El PSPV-PSOE de Algemesí organizó una reunión en su sede con diversas asociaciones, el pasado miércoles, para discutir la urgente necesidad de abordar los problemas de salud mental en la localidad. Durante la reunión, se destacó el papel fundamental que juegan los ayuntamientos en la lucha contra los problemas de salud mental. Los socialistas trabajan en colaboración con diferentes colectivos y recogiendo iniciativas de otros municipios para implementar en Algemesí. Las acciones propuestas se centran principalmente en proporcionar apoyo psicológico a los jóvenes y combatir la soledad no deseada que afecta especialmente a las personas mayores.

A nivel nacional, el gobierno de España ha aprobado un Plan de Salud Mental con una inversión de 100 millones de euros destinado a implementar diversas acciones para enfrentar este problema. Asimismo, el gobierno de Ximo Puig había desarrollado una estrategia en colaboración con distintas asociaciones para prevenir y tratar los problemas de salud mental. Sin embargo, el actual gobierno del Partido Popular (PP) ha recortado 12 millones de euros destinados a estas acciones, una decisión que ha generado críticas y revuelo en el bloque socialista.

Cristina Martínez, portavoz socialista de salud mental en las Corts Valencianes, admite que: "Es responsabilidad de las administraciones mejorar la atención en salud mental, no solo reforzando a los profesionales sanitarios, sino también al sistema de servicios sociales y las condiciones de vida de la ciudadanía. Tener unas condiciones de vida digna es también invertir en salud mental. Y esto debe hacerse de la mano de las asociaciones y los ayuntamientos."

Rafa Lluch, Secretario General del PSPV-PSOE en Algemesí, expresó su preocupación por las decisiones fiscales del gobierno de PP y VOX, que, según él, han llevado a recortes en políticas de salud mental. “Reducir los impuestos a las personas con mayor patrimonio produce que el gobierno de PP y VOX en la Generalitat Valenciana tenga que recortar 12 millones de euros en políticas de salud mental”, afirmó Lluch. Además, subrayó la importancia de que los ayuntamientos se involucren activamente en los problemas de salud mental, anunciando que solicitarán al Ayuntamiento de Algemesí la elaboración de un plan de salud mental y la promoción de diversas acciones para mitigar estos problemas.